La ciencia ficción es más que diversión, es formación

Se ha dicho que la lectura es esencial para forjar una sociedad culta, prospera, brillante y exitosa, y dentro esa lectura hay una género literario que según algunos expertos, puede tener un gran efecto en la formación de las personas. Se trata de la ficción.

La ficción puede ser entendida como la simulación de la realidad, de manera que permite a la persona experimentar emociones, situaciones y vivencias en un lugar seguro: la imaginación, lo que de alguna forma prepara a las personas para afrontar la realidad por cuanto llegado el momento sentirá que esa situación ya la han vivido, ya la ha experimentado y por lo menos le parece familiar. No se impresionarán ante lo desconocido.

La ficción es tan efectiva para educar y formar, que uno de los ejemplos más clásicos  para anotar su importancia, son los simuladores de vuelo. Los simuladores de vuelo ofrecen a los pilotos la posibilidad de experimentar diferentes situaciones de riesgo recreando al máximo las condiciones de la realidad, y  cuando toman un avión real, les resulta más sencillo responder a cualquier imprevisto o eventualidad que se presente. Todo lo que los pilotos aprendieron en el simulador fue ficción, interactuaron en un mundo y ambiente ficticios, y han demostrado ser muy eficaces.

Otra prueba de que la ficción es buena para incentivar la imagiación y la creatividad de las personas, es el cambio de percepción que China ha estado haciendo respecto a este género literero. En el pasado, muchos libros de ficción fueron censurados, pero luego el gobierno ha encontrado que esos libros eran necesarios para incentivar la innovación de sus ciudadanos. De ello se dieron cuenta cuando en un ejercicio de autocrítica observaron que ellos eran muy buenos para copiar o reproducir, pero no para crear. Decidieron entonces enviar personas a los Estados unidos para investigar la razón de tal situación, fueron a las principales empresas tecnológicas de este país como Microsoft, Apple, Google, etc., y encontraron que sus empleados, todos, en su niñez fueron ávidos consumidores  de ciencia ficción, y esos niños hoy estaban inventando el mundo. Casi todo lo novedoso sale de allí. Tal parece que la influencia de Hollywood es más profunda de lo que podríamos haber supuesto.

La lectura, cualquiera sea el género que se prefiera, es necesaria para el crecimiento personal y en conjunto, social, pero la ciencia ficción parece ser el género ideal para despertar la curiosidad, la imaginación y  la creatividad del lector.

El mundo hoy en día se basa en la información, y esta se aprovechará mejor si las personas son buenas lectoras, comprenden lo que leen, son capaces de leer entre líneas y detectar matices, y sobre todo, si son capaces de ir un poco más allá. Va ser que leer es más importante de lo que creíamos y la lectura hay que practicarla desde niños, desde casa.

Esto es esencialmente importante para los contadores públicos que lo máximo que leen es el PUC, el estatuto tributario, a Gerenie.com y Actualicece.com. Hay que echar al carrito del mercado un libro de ficción de vez en cuando, o dedicarle un par de horas a una buena película de ficción.

Imaginar, volar y luego crear, parece ser el camino. ¿No le parece curioso que lo que era ficción hace 50 o más años hoy es realidad?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.