Inicio » . » (24 / 10 / 2011 )

La compra de activos fijos derivados de la indemnización por daño emergente, no da derecho a la deducción por inversión en activos fijos

En opinión de la Dian, los activos fijos productivos que se adquieran con los recursos originados en la indemnización por daño emergente, no pueden ser objeto del beneficio por deducción en inversión de activos fijos, contemplado en el artículo 158-3 del estatuto tributario.

Según la Dian, en este caso no se trata de una inversión en activos fijos, sino simplemente de la reposición de un activo ya existente que sufrió un siniestro.

Desde este punto de vista, parece razonable la interpretación que hace la Dian, puesto que el objetivo del beneficio de la deducción del 40% en la inversión de activos fijos, es que la empresa incremente su capacidad productiva, su capacidad para generar renta, lo que indiscutiblemente no se logra con la siempre reposición de un activo correspondiente a un seguro de daño, con esto, tan solo logra recuperar o mantener la capacidad productiva del contribuyente, por tanto, no habrá forma de lograr lo visualizado por el legislador al momento crear el beneficio.

Recordemos además, que los recursos que la aseguradora entrega al contribuyente en calidad de indemnización por daño emergente, son considerados como ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, con la condición de que esos recursos sean utilizados para reemplazar el activo siniestrado objeto de indemnización.

En este orden de ideas, la compra de un activo fijo productivo con los recursos provenientes de una indemnización por daño emergente, corresponden al cumplimiento de una exigencia legal para poder acceder el beneficio de considerar esos ingresos como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, y de también solicitarse el beneficio de la deducción por inversión en activos fijos, podría entenderse como un doble beneficio, lo cual la legislación tributaria colombiana no mira con buenos ojos.

El contribuyente, para poder tratar como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, lo recibido como indemnización por daño emergente, deberá acreditar la compra de un activo igual o similar para reemplazar el siniestrado, por tanto, le será una tarea difícil lograr que la compra de ese activo pueda pasar como deducción por inversión en activos fijos.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.