La convención colectiva de trabajo se aborda como una prueba en casación laboral

La convención colectiva de trabajo, si bien puede ser considerada como una norma que regula la relación laboral de las partes, en el recurso extraordinario de casación laboral tiene el carácter de prueba, lo que es relevante para escoger acertadamente la vía de ataque.

Para contextualizar lo anterior, es preciso recordar que en casación laboral, una sentencia se puede atacar por la vía indirecta o directa, y en el primer caso, esto es la vía directa, procede cuando se acusa al sentenciador de violar la ley, o aplicarla incorrectamente, por lo que se podría pensar que si la convención colectiva de trabajo es una norma, la violación de esta se podría abordar por la vía directa, pero ello resulta equivocado.

La vía directa en casación laboral sólo se puede considerar respecto a la violación de normas de alcance nacional (leyes, decretos), más no por la violación de acuerdos contractuales entre particulares, pues aunque estos, según el artículo 1602 del  código civil, constituyan ley para las partes, no tienen ese alcance general o universal que exige la vía directa.

La corte sala laboral de la Corte suprema de justicia ha manifestado que la convención colectiva de trabajo tiene el carácter de prueba, por consiguiente,  si el demandante considera que esa convención ha sido inobservada, debe escoger la vía indirecta:

Sobre este particular la Jurisprudencia laboral tiene señalado que las convenciones colectivas solo tienen el carácter de prueba respecto de los hechos y excepciones planteados por las partes, de manera que su examen únicamente es procedente por la vía indirecta cuando se aduzca la existencia de errores de hecho en la decisión acusada provenientes de la falta de apreciación o  de la estimación equivocada de una cláusula convencional.” [Sentencia del 21 de agosto de 2013, radicación 42766. MP Rigoberto Echeverri Bueno.]

Esta misma sentencia hace un resumen de lo que es la vía directa e indirecta, muy oportuno para estos menesteres:

…la violación directa deriva del error jurídico del sentenciador, con total exclusión de los hechos establecidos por él y que tiene causa en los yerros de juicio sobre la existencia, validez, alcance o interpretación de una norma de derecho sustancial  del orden nacional; en tanto que la violación indirecta tiene origen en un error manifiesto de hecho o de derecho derivado de la apreciación o falta de estimación  de los medios de prueba.”

Lo anterior aplica no solo para la convención colectiva de trabajo sino para todo acuerdo contractual o convencional entre empleador y trabajador.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.