La defensoría del Contribuyente, algo más que una dependencia

La defensoría del contribuyente lleva más de una década desde su creación y tan solo hasta hace un par de años hemos venido conociendo sus actuaciones. Una de las grandes críticas expuestas en reiteradas oportunidades, es la falta de criterio al momento de determinar su derrotero, pues al menos en la teoría, no es posible ser parte de una institución y a la vez develar sus falencias, lo que en ultimas es una de las tantas funciones de la defensoría del contribuyente.

Hace un poco más de una año, la defensora del contribuyente hizo una recomendación que hoy considero trascendental, mencionaba en su presentación lo siguiente:

“Dado que los conceptos que emite la defensoría no obligan, a pesar de existir pronunciamientos sobre vulneración de derechos, se recomienda evaluar si es posible definir una instancia que revise la aplicación de estas recomendaciones en defensa de los principios constitucionales aplicables al contribuyen.”

La prueba es el concepto  3610 de 2013, y algunos conceptos emitidos años atrás, donde se denota que lo expuesto por la defensoría del contribuyente es casi ajeno a la Dian. Claro, no podemos olvidar que en la reforma se avanzó en una seria de derechos, para los contribuyentes, pero si lo expuesto por quien nos “defiende” nos aplicable ¿entonces a que jugamos?

Por otro lado, un par de meses atrás solicité personalmente que la defensoría del contribuyente se pronunciara oficialmente sobre la demora en la reglamentación de la reforma tributaria, y hasta la fecha no existe comunicado oficial alguno, contrario a esto se realizó una serie de entrevistas en medios de comunicación particulares, entonces ¿para que esta el portal de la defensoría del contribuyente?

Las dos circunstancias expuestas denotan lo vital de empezar a visualizar a la defensoría del contribuyente como ese “canal” de comunicación entre los contribuyentes y la administración tributaria. El comienzo de este fortalecimiento se dio en días pasados con el conversatorio organizado por esta y que ponía frente a frente al Director de la Dian y algunos contadores públicos, esa es la línea que debemos seguir, más que quejas necesitamos soluciones

La invitación es a que desde la institucionalidad se doten con herramientas jurídicas y presupuesto a la defensoría del contribuyente y de parte de los contribuyentes la invitación es a diseñar propuestas para mejorar esos canales.

Mi propuesta es que la defensoría del contribuyente esté presente de forma permanente en todas las direcciones seccionales de la Dian, con comités semanales y que entre empresarios y académicos en un par de horas discutan acontecimientos tributarios.

Nota: En el año 1997 el Doctor Hernán Alberto Gonzales Parada publico el libro “en defensa del contribuyente” el cual considero está vigente, y por lo tanto recomiendo leer.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.