La depuración de la base para efectuar el cálculo de la renta presuntiva es optativa

Inicio » Impuestos. Por » (15 / 07 / 2010 )

La renta presuntiva es un sistema especial de depuración de la base gravable del impuesto sobre la renta y consiste en que el legislador supone que la renta liquida de los contribuyentes no es inferior al tres por ciento (3%) de su patrimonio líquido a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al gravable, controlando de esta forma la rentabilidad anual del patrimonio.

Para el cálculo de la renta presuntiva la normatividad tributaria ha dispuesto una depuración de la base, la cual es opcional de conformidad al artículo 189 del Estatuto Tributario:

“(…)

Depuración de la base de cálculo y determinación. Del total del patrimonio líquido del año anterior, que sirve de base para efectuar el cálculo de la renta presuntiva, se podrán restar únicamente los siguientes valores:

Es decir, la depuración de la base (patrimonio liquido) es optativa del contribuyente, teniendo en cuenta que si resta el valor de los activos permitidos, deberá al final sumar la renta gravable generada por dichos activos en el año objeto de la declaración.

Pasemos a un ejemplo, un contribuyente necesita calcular la renta presuntiva para efectos de presentar la declaración de impuesto sobre la renta y sus complementarios correspondiente al año gravable 2009, dentro del patrimonio bruto del año inmediatamente anterior al gravable, es decir 2008 posee $500 millones en acciones de una sociedad colombiana y recibe en el año 2009 $50 millones de dividendos gravados, entonces veamos:

Conceptos Depurada Sin Depuración
Patrimonio bruto a 31 de diciembre de 2008 2.000 2.000
( - ) Deudas a 31 de diciembre de 2008 500 500
Patrimonio liquido a 31 de diciembre de 2008 1.500 1.500
( - ) Valor patrimonial neto de las acciones 375 0
Base inicial 1.125 1.500
Renta presuntiva inicial 3% 34 45
( + ) Dividendos gravables recibidos en el 2009 50 0
Renta presuntiva definitiva 2009 84 45

Como se observa en la depuración de la base, es decir de los $1.500 millones de patrimonio líquido, se efectúan los siguientes cálculos:

  1. Se determina el porcentaje de valor patrimonial neto (1500/2000), como resultado tenemos el 75% ó el 0,75.
  1. Se establece el valor patrimonial neto de los $500 millones en acciones (500 X 75%), como resultado tenemos $375 millones cifra que se resta del patrimonio liquido, al resultado se le aplica el porcentaje de utilidad presunta del 3%, obteniendo la renta presuntiva inicial.
  1. Al resultado anterior se adiciona los $50 millones de dividendos gravados recibidos en el 2009, para una renta presuntiva definitiva por valor de $84 millones.

De acuerdo al ejemplo y en aplicación al artículo 189 ibídem,  fácilmente se concluye que al contribuyente le conviene no depurar la base, debido a que en el año gravable 2009 se realizo el ingreso por dividendos, de lo contrario la mejor opción hubiera sido depurar la base, por consiguiente se debe analizar cada caso en forma especifica, con el fin de optimizar la carga tributaria, en el evento en que la renta liquida sea menor a la renta presuntiva.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. ramon martinez dice:

    buenos textos sobre la contabilidad, esto es importante gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.