La devaluación interna que se propone el gobierno con su política salarial

Es probable que el gobierno nacional utilice su política salarial cuya columna vertebral es el salario mínimo, para forzar una devaluación interna en vista a la imposibilidad de provocar una devaluación del peso.

Se afirma que durante el 2012 el peso colombiano fue la moneda más revaluada en el  mundo, lo que ha golpeado duramente al sector productivo y exportador del país haciendo más difícil conseguir las metas económicas perseguidas por el gobierno como incremento del empleo o el crecimiento económico.

Parece ser que el gobierno nacional y el banco de la república se han quedado sin herramientas y sin imaginación para conseguir devaluar el paso y así intentar mejorar la competitividad de nuestro sector productivo que asegure unos buenos datos económicos en una época preelectoral.

Tal vez debido a ello el gobierno le ha apostado a la devaluación interna vía disminución de costos de producción para las empresas, y la forma más sencilla de lograrlo es echando mano de los costos laborales, por lo que optaron por hacer un incremento pírrico del salario mínimo, incremento que descontando los efectos de la inflación fue de aproximadamente 8.897  pesos, que en palabras del vicepresidente, fue un incremento miserable.

De hecho, el gobierno nacional abierta y públicamente manifestó que un incremento alto del salario mínimo afectaría la generación de empleado, lo que ratifica su intención de utilizar los salarios de los trabajadores colombianos como herramienta para compensar su incapacidad de lograr devaluar el peso y ganar competitividad en las exportaciones del país lo que tendría un efecto similar o superior  a lo que se ha pretendido con  un incremento irrisorio de los salarios.

Sin duda que es probable que las empresas mejoren su competitividad pagando menos a sus trabajadores, pero también es indudable que ello tiene un costo social importante, quizás más importante que el beneficio económico macro que se pueda obtener con este tipo de políticas, lo que puede lucir contradictoria si se considera la actual coyuntura cuando se trabaja en un proceso de diálogo reconciliación y “prosperidad para todos”. A juzgar por las medidas que se han tomado, esa prosperidad será para el sector empresarial y para engordar las estadísticas del gobierno  más no para los trabajadores, es decir, no para el 95% de la sociedad colombiana.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.