La dignidad del Contador Público según el CTCP

Imaginémonos en el siguiente contexto:

Durante al menos cinco años labore como auxiliar contable de una organización. Posteriormente asciendo en mi escala labora, y paso a ser el Contador titular de dicha organización, hasta ese momento todo marcha bien. En ese lapso de tiempo, jamás se me realizó un llamado de atención, un memorando  y menos se me sanciono en la organización por conducta alguna.

Sin embargo, en el año 2013 la organización cambia de director,  se empezó a gestar un ambiente hostil. Eran recurrentes los comentarios descalificadores  entorno a mis labores como contador. Hasta que un día, recibir gritos humillantes y hostiles en tono airado al punto de recriminarme el hecho de supuestamente no realizar las funciones propias de mi profesión.

Como consecuencia de ello, a comienzos de este año, opte por presentar mi carta de renuncia, la cual no fue aceptada de forma directa, sino que debió se radicada en la secretaria de dicha organización. En respuesta a la misma, recibí una carta aceptando mi renuncia al cargo de Contador Público, no sin antes, pasar por la amenazas  con sanciones al incumplimiento de mis función ante la JCC  y me obliga a que un plazo inferior a  los 30 días del mes de enero suministre el estado de la contabilidad y los documentos a cargo.

La pregunta que nos hacemos es ¿estoy en la obligación de suministrar dicha información aun cuando el origen del conflicto fueron esos comentarios descalificadores? Y de no hacerlo ¿tendría alguna sanción no  realizar dicha acción? dichas preguntas fueron elevadas al CTCP el cual mediante concepto 1306 de 2014, y después de recitar los artículos 37.4 y 39 de la ley 43 de 1990 en la parte relativa a la responsabilidad señala:

“teniendo en cuenta que su vínculo laboral con la empresa terminó el 16 de enero, y por lo tanto los derechos y obligaciones terminan en ese misma fecha, es su obligación en ese mismo sentido dejar resuelto todos los aspectos relacionados con su ejercicio profesional hasta la fecha.

En cuanto a posibles sanciones, es un asunto que se escapa del ámbito de las funciones de este Consejo, y sería un asunto que tendría que resolver en su oportunidad la Junta Central de Contadores”

Ante esto, lo único que queda claro es que la visión del CTCP usada en este concepto, es una visión netamente contractualista. Y se queda corto, pues si  se considera las obligaciones y derechos en función de una fecha no tendría que acercarse a la organización a finiquitar los asuntos a su cargo. Otros afirman que se debe dejar todo tal cual lo afirma el director de la organización por una cuestión de “profesionalismo”

Ahora bien, más allá de si debe o no dejar todo resuelto, es claro que los Contadores estamos reducidos en nuestra dignidad profesional a un tema de obligaciones, y en ese sentido no existe un organismo que verdaderamente represente nuestro sentir. Por lo tanto mientras no tengamos otras alternativas de agremiación, nuestra dignidad será simplemente una carta de obligaciones emanadas de la ley 43 y de órganos estatales enfocados en otros temas de actualidad.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. sandra lagos dice:

    Quiero dejar de ser la contadora de mi empresa por varios motivos, la carrera que escogi es muy agradecida pero la verdad no fue la mejor decisión, en mi empresa solo soy un ficha para cubrir un cargo y por que se que mi jefe conmigo ha hecho lo que quiera en el sentido laborar, dejarlo y renunciar muy seguramente no lo va a aceptar pero se igualmente que los jefes en cualquier momento le dan a uno una patadita y chao... la verdad no se como empezar a desligarme de todo esto.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.