Inicio » . » (07 / 03 / 2012 )

La disminución de salarios para enfrentar la crisis económica no ha generado empleo pero sí ha tenido un interesante resultado

En Colombia, en España, Grecia, Portugal, Irlanda e incluso en los mismos Estados unidos, se han bajado salarios y recortado beneficios laborales bajo el argumento que ello ayudará a las empresas a sobrevivir a la persistente crisis económica que ya casi cumple 4 años.

Pero todas esas medidas, mucho hemos insistido aquí que no permiten generar  empleo real, ni siquiera conservar el actual, pero sí permite incrementar el margen de utilidad del empresario.

Una prueba sencilla de ello, es que la venta de vehículos lujosos se ha incrementado tanto el Colombia como en todo los países del mundo, lo que evidencia que para cierto sector de la sociedad no ha habido crisis, sino más bien una bonanza.

Si al empresarios se le permite, pagará el menor sueldo posible, pues está en su naturaleza maximizar su rentabilidad.

Es paradójico, y hasta obsceno  que mientas el salario mínimo es cada día más bajo por cuenta del incremento salarial inferior a la inflación y demás políticas laborales regresivas, la venta de vehículos de lujo, de yates y de apartamentos lujosos se incremente. En un ambiente así, difícil es sustentar que los salarios en general se deben disminuir bajo el argumento de mejorar la competitividad del país para enfrentar una crisis que ya se ha hecho permanente, máxime cuando los resultados han demostrado favorecer a unos y perjudicar a otros.

No es de recibo que mientras en una misma situación económica los pobres se multipliquen pero también los millonarios. Algo no anda muy bien.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.