¿La dotación para un empleado operario debe ser diferente a la de un administrativo?

En Gerencie.com hemos recibido algunas inquietudes relacionadas con la dotación, en cuanto si esta debe ser diferente para un operario y para un empleado administrativo.

La dotación tiene como finalidad ofrecer al empleado una indumentaria adecuada a sus funciones; el calzado y el vestido deben ajustarse a las características y naturaleza propias de cada función o labor a desarrollar.

Es posible que dentro de una misma empresa existan funciones y labores completamente diferentes, y en consecuencia, cada una de ellas debe contar con sus propios elementos que permitan un adecuado desempeño.

La dotación debe considerarse como una herramienta más del trabajador y de la empresa para desarrollar sus diferentes actividades, por lo que de ser necesario, se deben diseñar dotaciones diferentes según las necesidades de cada departamento o sección de la empresa, para cada labor o actividad a desarrollar.

Por ejemplo en una empresa metalmecánica, la dotación de de un operario debe incluir un casco, botas y trajes especiales, en tanto que una persona que se encarga de atender al público deberá lucir una vestimenta formal, posiblemente ejecutiva, adecuada a sus funciones, entre otros muchos casos que pueden exigir diferenciación en el tipo de dotación.

El tema de la dotación es poco conocido, por lo que a veces se presentan dudas sobre el tratamiento que se le debe dar, y precisamente esta es una de las muchas inquietudes que se presentan y que iremos desarrollando con el transcurso del tiempo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.