La ética de Goldman Sachs

Que los banqueros carecen de ética y moral se conoce desde que estos aparecieron de forma organizada por allá en Florencia Italia según cuentan algunas historias y tal vez desde mucho antes, pero como en todo, hay unos que sobresalen  por ir más allá que sus congéneres y ese parece ser el caso de  Goldman Sachs, un súper poderoso del sistema financiero.

A Goldman Sachs se le acusa (malas lenguas seguramente) de haber recomendado (no hace mucho tiempo) a sus  clientes que vendieran el oro porque según sus análisis (ya sabemos lo que valen) se aproximaba una corrección (así le llaman ellos a una bajada en la cotización cuando se supone que está sobrevalorada), pero al mismo tiempo, y a escondidas, compraba el oro que sus clientes vendían desesperadamente antes que la corrección los alcanzara.

Los clientes  o inversionistas en el  oro y de cualquier cosa que se compre o se venda,  son como borregos que van haciendo lo que los expertos le van diciendo, y tal parece ser que Goldman Sachs, el experto, le pareció buena idea aprovechar esa situación para mandarlos a todos a vender el oro y barato para luego el comprarse ese mismo oro a buen precio, y esos son los personas que gobiernan la economía mundial.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.