La hipocresía tributaria

El profesor Juan Ramallo Massanet en su aporte al libro alternativas convencionales en el derecho tributario y específicamente en su ponencia la voluntad del contribuyente en la determinación de la deuda tributaria,  hace mención a los acuerdos que se pueden dan, entre el funcionario de la hacienda pública y el asesor fiscal, lo que en el idioma colombiano sería equivalente a los pactos que se dan entre los funcionarios fiscalizadores de la Dian y los contadores o tributaristas de las empresas.

El término originalmente fue acuñado por el  gran jurista Sainz de Bujanda, y está llamado a ser retomado por la autoridad tributaria y en un futuro muy cercano por la próxima reforma tributaria. La hipocresía consiste en que la norma niega los acuerdos por fuera de la ley, como es el caso de las amnistías, la doctrina también se rehúsa a dar vía libre a estos acuerdos, pero en la práctica se dan de la forma más cotidiana posible, es el pan de cada día.

En muchas ocasiones nos vemos abocados a llegar a estos acuerdos con los funcionarios de la Dian, la frase “acépteme esto y corrijo el resto” es más normal de lo que algunos creemos, el problema central no es la corrupción, sino el hecho de que ese tipo de acuerdos no están reglados y por lo tanto oficialmente no se pueden dar. Es algo así, como amnistías sin fundamento legal, que permite que tanto el funcionario como el  contribuyente lleguen a un acuerdo. Esto sin duda  puede ser un factor determinante al momento de que el contribuyente decida cumplir con sus obligaciones fiscales.

Claro que existen excepciones, puede ocurrir que el funcionario no acepte ningún argumento del contribuyente, así como el contribuyente puede desligarse totalmente de las propuestas de declaración que brinda la oficina de fiscalización de la Dian.

No existe en el ordenamiento tributario, ni una sola norma que permita hacer este tipo de acuerdos, por lo tanto es de vital importancia de que se empiece a analizar este tipo de casos, y el llamado a tomar la vocería es la dirección de ingresos de la Dian donde pueden analizar los casos parcialmente aceptados por el contribuyente. En Italia fueron promovidos los llamados concordatos tributarios, con grandes falencias ante la permeabilidad del sistema tributario por la corrupción. Empero posteriormente se retoman algunas líneas de este tipo de acuerdos.

La corte constitucional por tercera vez posterga el análisis de la ganancia ocasional de activos omitidos o pasivos inexistentes, pero esto podría verse claramente como una muestra de la hipocresía tributaria aun antes de conocer el fallo. En el aire se respira la constitucionalidad de la norma. Entonces, ¿cómo decirles a los clientes, que debe pagar impuestos oportunamente y no esperar amnistías tributarias futuras cuando son el pan de cada día?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.