La historia clínica está sometida a reserva legal y sólo puede ser conocida por el paciente y su médico

No obstante, puede ser conocida por terceros previa autorización del paciente, o en los casos previstos por la ley. 

El artículo 34 de la Ley 23 de 1981 definió la historia clínica en los siguientes términos:  

“ARTICULO 34. La historia clínica es el registro obligatorio de las condiciones de salud del paciente. Es un documento privado sometido a reserva que únicamente puede ser conocido por terceros previa autorización del paciente o en los casos previstos por la Ley". 

Del mismo modo, el artículo 1° de la Resolución 1995 de 1999, señala: 

"ARTÍCULO 1.- DEFINICIONES. La Historia Clínica es un documento privado, obligatorio y sometido a reserva, en el cual se registran cronológicamente las condiciones de salud del paciente, los actos médicos y los demás procedimientos ejecutados por el equipo de salud que interviene en su atención. Dicho documento únicamente puede ser conocido por terceros previa autorización del paciente o en los casos previstos por la ley.

(…)”

En armonía con las disposiciones que vengo de transcribir, el artículo 14 de la mencionada Resolución, dispuso: 

"ARTÍCULO 14.- ACCESO A LA HISTORIA CLÍNICA. Podrán acceder a la información contenida en la historia clínica, en los términos previstos en la Ley: 

1) El usuario.

2) El Equipo de Salud.

3) Las autoridades judiciales y de Salud en los casos previstos en la Ley.

4) Las demás personas determinadas en la ley.

PARAGRAFO. El acceso a la historia clínica, se entiende en todos los casos, única y exclusivamente para los fines que de acuerdo con la ley resulten procedentes, debiendo en todo caso, mantenerse la reserva legal."

Como puede advertirse, entre las personas que relaciona el art. 14 de la mencionada Resolución con posibilidades de acceder la historia clínica, no está incluido el empleador ni el personal administrativo de la EPS ni las IPS que tramitan las incapacidades de los afiliados.

En la Sentencia T-161 / 1993, reiterada en la Sentencia T-1051 /2008, la Corte Constitucional dijo: "La historia clínica, su contenido y los informes que de la misma se deriven, están sujetos a reserva y, por lo tanto, sólo pueden ser conocidos por el médico y su paciente. (...)."

Y en la sentencia  T-114/093, en uno de sus apartes, señaló:

"(...) Con todo, ha de tomarse en consideración que la historia clínica que reposa en la entidad demandada constituye, en principio, no sólo un documento privado sometido a reserva, que únicamente puede ser conocido por el paciente y la institución, y excepcionalmente por un tercero, con autorización de dicho paciente u orden de autoridad competente, sino que constituye el único archivo o fuente de información donde lícitamente reposan todas las evaluaciones pruebas, diagnósticos e intervenciones realizadas al paciente, al igual que los procedimientos y medicamentos que le fueron suministrados. (…)”

De igual manera, en la Sentencia T-158 A de 2008, la misma Corporación afirmó: 

“El carácter reservado de la historia clínica, entonces, se funda en la necesidad de proteger el derecho a la intimidad del individuo sobre una información que, en principio, únicamente le concierne a él y que, por tanto, debe ser excluida del ámbito de conocimiento público. (…)”

De conformidad con lo anterior, aunque en principio el paciente y su médico son los únicos que pueden conocer el contenido de la historia clínica, la ley ha previsto que excepcionalmente pueden tener acceso a la misma las personas a quienes el paciente autorice, y aquellas a las que la propia ley ha autorizado, como es el caso del equipo de salud y las autoridades judiciales. La prohibición de que personas distintas de las mencionadas puedan conocer la información contenida en la historia clínica, obedece a la necesidad de proteger el derecho a la intimidad de su titular, pues contiene información de carácter confidencial.

Ahora bien, sobre la situación que se ha venido presentando de que para el reconocimiento de las incapacidades algunas EPS le exigen al empleador que adjunte a éstas copia de la historia clínica del trabajador incapacitado,  lo cual conduce a que el patrono repita contra el trabajador esta exigencia, dio lugar a que el Ministerio de Salud y Protección Social hiciera la siguiente precisión:  

“En este orden de ideas, debe precisarse que ninguna Entidad Promotora de Salud - EPS podrá exigirle al empleador copia de la historia clínica de sus trabajadores, con el fin de reconocer la prestación económica derivada de la incapacidad, licencia de maternidad y paternidad, razón por la que a su vez, el empleador tampoco podrá hacer dicha exigencia al trabajador, en el entendido, que adjuntar la copia de la historia clínica no es un requisito para el reconocimiento de dichas prestaciones económicas.

(Fuente :  Concepto 201411601165391 - 15 de agosto de 2014 - - Ministerio de Salud y Protección Social)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Hector Barco dice:

    SIENDO HIJO DE UN PACIENTE DE 86 AÑOS CON PARKINSON, ALZHEIMER, HIPERTENSO, LAS HISTORIA CLINICAA QUE PIDA SON PARA SOLICITAR UNA CITA ESPECIAL CON X O Y MEDICO ESPECIALISTA QUE NO SON MEDICOS DE PLANTA DE LA ENTIDAD. ENTONCES PARA QUE TANTA TRABA PARA ENTREGAR UNA HISTORIA PUNTUAL DE UN DIA ESPECIFICO EN QUE FUE TRATADO. ADEMAS EN EL SISTEMA APARECE DE QUE NO ES NI SERA JAMAS UN PENSIONADO. ENTONCES CUAL ES EL PROBLEMA

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.