La importancia del concepto de declarante voluntario en el impuesto de normalización tributaria

La ley 1739 de 2014 creó el impuesto complementario de normalización tributaria. Impuesto que entre otras cosas fue declarado exequible por parte de la Corte Constitucional.

Ahora bien, el artículo 35 de la ley 1739 de 2014 señala que son sujetos pasivos de dicho impuesto los contribuyentes del impuestos a la riqueza y “los declarantes voluntarios”. De allí surgió la discusión de que debe entenderse por declarante voluntario.

En un primero momento, la DIAN mediante oficio 4058 del 13 de febrero de 2015 señaló:

“El impuesto complementario de normalización tributaria aplica para las declaraciones voluntarias de los sujetos pasivos del impuesto de riqueza o de los no obligados que decidan voluntariamente presentar declaración por dicho impuesto, no para quienes hayan sido objeto de fiscalización de activos omitidos o pasivos inexistentes objeto de dichas declaraciones; es decir, no aplica a aquellos a los que se profirió requerimiento especial como resultado de la actividad de fiscalización de la entidad.” (Subrayado propio)

Claramente, la postura de la DIAN comprendía la no expedición del requerimiento especial como condición para considerar al sujeto pasivo como declarante voluntario. Posteriormente fue expedido el decreto 1123 del 27 de mayo de 2015 y señaló:

“Artículo 15. Los activos omitidos o pasivos inexistentes declarados en el Impuesto Complementario de Normalización Tributaria por los años 2015, 2016 y 2017, no generarán incremento patrimonial, ni renta líquida gravable en el año que se declaren ni en años anteriores respecto de las Declaraciones del Impuesto sobre la Renta y del Impuesto sobre la Renta para la Equidad (CREE).

Parágrafo. Los contribuyentes del impuesto a la riqueza y los declarantes voluntarios de dicho impuesto a los cuales la U.A.E. Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) les adelante actuaciones administrativas referentes al régimen previsto en el artículo 239-1 del Estatuto Tributario, no podrán declarar el Impuesto Complementario de Normalización Tributaria, respecto de los activos omitidos o pasivos inexistentes objeto de la actuación administrativa.” (Subrayado propio)

Nótese como se deja claro que quienes hayan sido objeto de actuación administrativa no pueden declarar el impuesto de normalización tributaria, pues no se entienden como declarante voluntarios.

Pero una cosa es que no se le haya proferido requerimiento especial al contribuyente y otra muy diferente que no haya  sido objeto de actuación administrativa. Pues, por actuación administrativa pudiese entenderse cualquier actuación de la DIAN, incluso previa a la expedición del requerimiento especial, un emplazamiento para corregir, por ejemplo.

Al respecto, recientemente la DIAN mediante concepto 0459 del  01 de junio de 2016, señaló lo que debe entenderse por actuación administrativa. Dice el concepto:

“Nótese como la norma citada se refiere a las acciones de fiscalización sin hacer distinción respecto de actuaciones de fondo, lo que permite colegir que serán todas las actuaciones que se dictan en un proceso de determinación de impuesto a partir del auto de apertura de la investigación. (…)

(…) En cuanto al último interrogante de la consulta, se ha precisado a lo largo de este escrito que si ya hay auto de apertura de la investigación no es viable  que el contribuyente incluya en la declaración del impuesto complementario de normalización tributaria, los activos omitidos o pasivos inexistentes objeto de dichas actuaciones.”

En conclusión, el concepto de declarante voluntario del impuesto complementario de normalización tributaria para la DIAN, comprende a aquellos a quienes ni siquiera se le ha expedido auto de apertura de investigación tributaria.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.