La imputación del pago en obligaciones periódicas o a plazo de naturaleza comercial. De los Intereses Corrientes y de Mora

Una de las particularidades que más nos quita el sueño cuando debemos, es el tema de los intereses remuneratorios, corrientes o de plazo y los de mora, y por más vueltas, revueltas y contravueltas, nunca terminamos de entender y simplemente terminamos aceptando y buscando negociar en el mejor de los casos la condonación, y en el peor, la rebaja a una tasa más llevadera.

La regulación consecuente para cualquier operación comercial, bancaria, o financiera, independientemente del tipo de crédito o referencia que se utilice para proyectarlos, bien sea  a tasa de Interés de Créditos de Libre Colocación, a tasa de Interés Bancario Corriente para Crédito de Consumo, a tasa de Interés para  Crédito Ordinario,  a tasa D.T.F., o la que prestamista tome a bien referenciar, no podrá en ningún momento sobrepasar al momento de las conversiones a que hubiere lugar, la reglamentación del Artículo 111 de la Ley 510 de 1999, que modificó el Artículo 884 del C. de Co.:

ARTICULO 884. LIMITE DE INTERESES Y SANCIÓN POR EXCESO. <Artículo modificado por el Artículo 111 de la Ley 510 de 1999. El nuevo texto es el siguiente:> Cuando en los negocios mercantiles haya de pagarse réditos de un capital, sin que se especifique por convenio el interés, éste será el bancario corriente; si las partes no han estipulado el interés moratorio, será equivalente a una y media veces del bancario corriente y en cuanto sobrepase cualquiera de estos montos el acreedor perderá todos los intereses, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 72 de la Ley 45 de 1990.

Se probará el interés bancario corriente con certificado expedido por la Superintendencia Bancaria.[hoy Superintendencia Financiera de Colombia]

A su vez, la sanción por el cobro de intereses recibidos en exceso, se encuentra prevista en el indicado Artículo 72 de la Ley 45 de 1990:

 “Sanción por el cobro de intereses en exceso .Cuando se cobren intereses que sobrepasen los límites fijados en la ley o por la autoridad monetaria, el acreedor perderá todos los intereses cobrados en exceso, remuneratorios, moratorios o ambos, según se trate, aumentados en un monto igual. En tales casos el deudor podrá solicitar la inmediata devolución de las sumas que haya cancelado por concepto de los respectivos intereses, más una suma igual al exceso a título de sanción”.

Esto es, no solo el acreedor PERDERÁ TODOS LOS INTERESES COBRADOS EN EXCESO, bien sea remuneratorios, moratorios o ambos, los cuales se aplicaran automáticamente al capital debido, SINO, QUE LOS PERDERÁ EN UN MONTO IGUAL AL TOTAL DE LOS PERCIBIDOS ILEGALMENTE A TITULO DE SANCIÓN.

Ahora bien, esta cobro de intereses en exceso es regulado penalmente en el Artículo 305 de la Ley 599 de 2000 Título  X “Delitos contra el orden económico social”, tipificando en  el delito de “Usura”:

“…El que reciba o cobre directa o indirectamente, a cambio de préstamo de dinero o por concepto de venta de bienes o servicios a plazo, utilidad o ventaja que exceda en la mitad del interés bancario corriente que para el período correspondiente estén cobrando los bancos, según certificación de la Superintendencia Bancaria…incurrirá en prisión de dos (2) a cinco (5) años y multa de cincuenta (50) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes…”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.