La imputación del pago en obligaciones periódicas o a plazo de naturaleza comercial. Del pago con títulos valores

Es de trámite habitual que en cumplimiento de obligaciones dinerarias, estas se pretendan satisfacer con la entrega de títulos valores bien sea girados por nosotros mismos [usualmente cheques], o, que girados a nosotros [normalmente cheques, letras, facturas y pagarés] endosamos para que a su vez el acreedor los haga efectivos y abone el importe a nuestra deuda.

Hasta el simple enunciado, el escenario es relajante y platónico, pero la realidad nos aterriza cuando el acreedor anuncia que nos demandará judicialmente porque el chequecito que giramos salió devuelto, el girador de la letra no le pago,  el pagaré no lo pudo volver a negociar, o la factura “no reunía los requisitos legales”, y entonces nos quedamos en el limbo, que pasa con esos documentos que nos entregaron y endosamos para pago que al final no pagaron…? Quedamos debiendo la obligación inicial y por si fuera poco los que endosamos…? Que pasa con quienes nos deben…?

Veamos…

La entrega de títulos valores en pago de una obligación, se tendrá automáticamente como pago, sino se condiciona a otro negocio, pero, si el titulo valor entregado en pago es impago, esta entrega, contiene implícita la condición resolutoria del pago, esto es la ineficacia o resolución del pago, de tal forma que, la obligación inicial vuelve a su estado de insatisfacción.

Resuelto el pago, y la obligación vuelta a su estado inicial de insatisfacción, el acreedor puede cobrar judicialmente la obligación original, o, la contenida en los títulos valores que le fueron entregados para pago, -debiendo llamar la atención, a que el vocablo “puede” en este caso, es de opción para “escoger entre una u otra”, pero no, de “poder” para “ejercer ambas simultanea o paralelamente” como me he encontrado infinidad de veces en el ejercicio profesional, sobre todo en los departamentos de la Costa Norte del País hasta el Cesar inclusive- pero en  cualquiera de los dos casos [persiguiendo la obligación inicial, o, la contenida en los títulos que recibió], deberá devolver al deudor los títulos no ejecutados, ahora, de no devolverlos, deberá constituir caución para indemnizar al deudor por los perjuicios que le pueda causar la no devolución.

Si el acreedor dejase caducar o prescribir los títulos recibidos en pago y que no le fueron pagados, la obligación inicial se extinguirá a favor del deudor

Este es el sentido y regulación del pago con títulos valores, previstos en el Artículo 882 del C. de Co.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.