La intuición: Compañera fiel de los buenos negociantes

La intuición es una de las habilidades que todo el mundo utiliza en diferentes situaciones y en los negocios no es la excepción, pues los empresarios exitosos suelen llamarle “olfato”  o  “corazonada” que les permite  pensar sobre la marcha y tomar decisiones rápidas y contundentes para el futuro del negocio. La intuición no es más que la inteligencia natural que nos ayuda a adelantarnos a situaciones y ver más allá de los que otros pueden ver, para generar ideas creativas y comunicarnos sin tener que estudiar cifras y recopilar un sinnúmero de datos.

Los empresarios que confían en su intuición para hacer negocios, suelen enfocarse en la misión organizacional,  cumpliéndola de una forma única e innovadora, ocasionalmente se dejan influenciar por datos estadísticos, no siguen fielmente reglas establecidas y les gusta crear tendencias,  ya que es normal en ellos que se aburran de hacer siempre lo mismo que otros hacen. Quieren ser únicos, desafían el éxito y el fracaso como parte de su diario vivir, porque en últimas, tienen la capacidad de extraer las lecciones importantes que les permiten cultivar nuevos planes y acciones para avanzar con mayor seguridad. No les gusta que se les diga qué deben hacer y cómo hacerlo, les gusta resolver problemas y más cuando éstos se habían considerado “imposibles” de solucionar.

Hay muchos escépticos que todavía no creen en la aplicación de la intuición a nivel empresarial, porque para ellos es más seguro hacer caso a las cifras o a todo lo que se puede medir y probar, sin embargo,  es curioso que  cuando se le pregunta a reconocidos empresarios lo que los hizo exitosos, aparte de las frases típica  como  trabajo duro, dedicación, pasión por lo que hacen y largas jornadas laborales,  siempre coinciden en que “siguieron su intuición”.

Todo el mundo tiene la capacidad de cultivar la intuición tanto en su vida personal como en los negocios y no se trata de algo que trascienda lo natural, es simplemente confiar en esa voz interna que nos permite tomar las mejores decisiones y hacer juicios a partir de la experiencia. Como bien lo decía Albert Einstein: “La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra al sirviente y ha olvidado el regalo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.