Inicio » Economía y finanzas. » (11 / 04 / 2009 )

La pelea de los trabajadores; dos contra uno

La pelea de los trabajadores por sus derechos, avanza con gran desventaja, puesto que en el escenario se ve claramente que la pelea es dos de dos contra uno.

Y es que históricamente cuando el gobierno ha querido dar un tinte democrático y participativo a la fijación de las políticas laborales, ha recurrido a la negociación, al diálogo y a la concertación, y en este teatro participan tres actores importantes: trabajadores, estado y empresarios.

Es de popular conocimiento que el estado y los empresarios van por el mismo camino [siempre han sido compadres], defienden los mismos intereses y persiguen los mismos objetivos, de modo que los trabajadores siempre estarán en desventaja; estado y empresarios siempre terminan imponiendo sus políticas laborales; es lo que sucede por ejemplo cada año con la fijación del salario mínimo.

Las mesas de trabajo y demás especímenes, no son más que una maniobra para legitimar la imposición casi dictatorial de las políticas laborales a unos trabajadores que aunque organizados e unos sindicatos, lucen casi indefensos ante sus adversarios.

Y hablando de sindicatos, estos hace bastante tiempo que dejaron de conseguir beneficios importantes y bien intencionados para los trabajadores; es más, desde hace ya tiempo que los trabajadores no cosechan sino fracasos. Los sindicatos, al parecer solo sirven para que sus dirigentes logren ministerios y altos cargos del estado…

Con seguridad la actual coyuntura económica de crisis será aprovechada por el estado y los empresarios para acelerar el desmejoramiento de las condiciones laborales; esta crisis les ha llegado como anillo al dedo; no en vano ya se escuchan propuestas como la flexibilización del salario mínimo entre otras atrocidades laborales.

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

2 Opiniones en “La pelea de los trabajadores; dos contra uno”
  1. Luis Javier Aguirre dice:

    Según respuesta que recibí del Ministerio de la Protección Social a una consulta que formulé, la devolucion de aportes por salud a los pensionados comenzó a regir desde el mes de diciembre de 2008 y no desde el 1 de enero de 2008 como lo establece la ley 1250 de 2008. Quedé estupefacto porque según esto tiene más fuerza una simple circular conjunta de los ministerios de Hacienda y de la Desprotección Social que una ley. Para no reconocer los derechos, estos 2 Ministerios califican de inconstitucional la fecha establecida por la ley 1250 de 2008. Entonces intuyo que los Ministerios pueden suplantar a la Corte Constitucional y que la seguridad jurídica queda en las manos de los funcionarios públicos. Qué horror ! !
    Mi comentario está basado en la respuesta al radicado 105118 firmada por la Dra. Nelly Patricia Ramos Hernández, jefe de la oficina de Asesoría jurídica y apoyo legislativo del Ministerio de la Protección Social

  2. Alonso Riobó Rubio dice:

    No comparto la apreciación que se hace en el sentido de que los sindicatos, al parecer, "sólo sirven para que sus dirigentes logren ministerios y altos cargos del estado".

    Todo los beneficios de que disfrutan los trabajadores son producto de la lucha obrera. Cada logro ha sido arrancado "a la fuerza", ninguno se deriva de la generosidad de los empleadores.

    La clase social que detenta el poder hace rato se dió cuenta de que la mejor manera de debilitar la lucha de los trabajadores era desacreditando el movimiento sindical. Los medios le hicieron eco, y las fuerzas oscuras se encargaron del trabajo sucio y en ese camino se dieron a la tarea de elimnar a buena parte de los líderes sindicales. Todo eso le dejó libre el camimo a los gobiernos, especialmente a éste, para poder desmontar importantes conquistas.

    Si tuviéramos un movimiento sindical fuerte no estaríamos como estamos.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.