La pensión familiar (I)

Como es sabido, la pensión familiar fue creada por medio de la ley 1580 de 2012, y reglamentada recientemente por el gobierno nacional a través del Decreto 288 del 17 de febrero del presente año.

Al reglamentar la ley  el gobierno fijó de manera concreta los requisitos que deben cumplir quienes pretendan acceder a dicho beneficio, el cual está dirigido a aquellos trabajadores que pese a contar con la edad que exige la ley para la obtención de la pensión de vejez no pueden pensionarse debido a que el número de semanas que contabilizan no alcanza a igualar el volumen de cotizaciones que da acceso a la de vejez  y no se encuentran en condiciones de seguir cotizando hasta lograrlo.

Así, la pensión familiar se convierte en una institución de singular importancia para las parejas de esposos y de compañeros permanentes cuyos miembros no reúnen individualmente el número de semanas requerido para obtener su propia pensión, y que ahora, en virtud de dicha ley, pueden sumar sus semanas cotizadas, y construir en conjunto una pensión que les posibilite vivir una vejez digna.

Vale anotar que la pensión familiar también aplica a los afiliados al régimen de ahorro individual con solidaridad, cuando quiera que los integrantes de las parejas cumplan la edad y no acumulen en sus cuentas individuales los ahorros suficientes para hacerse a la pensión de vejez. O sea que la pensión operará tanto para los afiliados a Colpensiones (RPM) como para los afiliados a los fondos privados (RAIS)

Según el decreto que la reglamenta, los requisitos que deben cumplir de forma individual cada cónyuge o compañero permanente para optar por el reconocimiento de la pensión familiar son los siguientes:

A. En el régimen de Prima Media (Colpensiones):

  1. Estar  afiliado al régimen de Prima Media  (RPM) al momento de la solicitud.
  1. Haber cumplido la edad que señala la ley para acceder a la pensión de vejez, no completar el número mínimo de semanas requeridas para tal fin, y hallarse en imposibilidad de seguir cotizando hasta lograrlo.
  1. No haber recibido el pago de la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez.
  1. Sumar entre los dos miembros de la pareja como mínimo, el número de semanas exigidas para el reconocimiento de la pensión de vejez.
  1. Acreditar que a los 45 años de edad ya había cotizado al menos el veinticinco por ciento (25%) de las semanas requeridas para acceder a una pensión de vejez, teniendo en cuenta el año del cumplimiento de esta edad, de conformidad con la siguiente tabla:    VIGENCIA                             SEMANAS REQUERIDAS

    2004 y anteriores                -           250,00

    2005                                      -           262,50

    2006                                      -           268,75

    2007                                      -           275,00

    2008                                      -           281,25

    2009                                      -           287,50

    2010                                      -           293,75

    2011                                      -           300,00

    2012                                     -           306,25

    2013                                      -           312,50

    2014                                      -           318.75

    2015 y siguientes               -           325,00

  1. Acreditar más de cinco años de relación conyugal o convivencia permanente, que debió haber iniciado antes de haber cumplido cada uno  55 años de edad.
  2. Estar clasificados en los niveles 1 y 2 del SISBEN, al momento del cumplimiento de la edad de pensión.

La relación conyugal o convivencia debe ser demostrada por medio del registro civil de matrimonio o la declaración de unión marital de hecho rendida ante notaría pública, según corresponda. Adicionalmente, debe adjuntarse a la solicitud una declaración jurada extra proceso rendida por testigos, donde conste la convivencia entre los solicitantes, al igual que el tiempo de la misma.

B. En el régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Fondos privados):

Los requisitos que deberán acreditar cada uno de los cónyuges o compañeros permanentes son los siguientes:

  1. Estar afiliados al Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad en la misma Administradora de Fondos de Pensiones.
  2. 2. Haber cumplido la edad que señala la ley para acceder a la pensión de vejez, no acumular individualmente el capital necesario para financiar una pensión por lo menos igual al salario mínimo, y hallarse en imposibilidad de seguir aportando hasta lograrlo.
  3. No haber recibido el pago correspondiente a la devolución de saldos.
  4. 3. Acumular entre los dos el capital necesario requerido por la ley para tener derecho a una pensión de vejez, o en su defecto cumplir con los requisitos para acceder a la garantía de pensión mínima, en los términos del artículo 65 de la Ley 100 de 1993.
  5. 4. Demostrar más de cinco (5) años de relación conyugal o convivencia permanente, la cual debió haber iniciado antes de haber cumplido 55 años de edad.

En el próximo comentario se entregarán más detalles sobre las características de esta nueva modalidad de pensión.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.