La pensión familiar (II)

En  la primera entrega que se hizo sobre el tema de la pensión familiar se señalaron de manera general los principales requisitos que deben reunir los interesados en obtener tal beneficio.

En esta segunda parte me ocuparé de algunos  detalles complementarios de la figura. Debido a la brevedad que las limitaciones de espacio imponen, la información aquí suministrada es fragmentaria y por tanto quienes se interesen en el tema deberán acudir a la fuente normativa (Ley 1580 de 2012 y Decreto reglamentario 288 de febrero de 2014) que los acerque más a esta novedosa modalidad de pensión.

  1. Ya está dicho que pueden aspirar a la citada pensión los esposos o compañeros permanentes cuya relación conyugal o convivencia marital permanente tenga más de 5 años de haberse iniciado, y que la misma se haya formalizado antes de que cada uno de los miembros de la pareja cumpliera 55 años de edad. De modo pues que no será aceptada para esos efectos una relación de pareja que se haya iniciado por personas mayores de 55 años.
  2. Si la solicitud de pensión se va a presentar en el transcurso del 2014 es indispensable que el varón ya haya cumplido 62 años de edad, la mujer 57 años,  tener cada uno menos de  1.275 semanas cotizadas, no haber recibido la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez, y estar afiliados a Colpensiones.
  3. Es igualmente necesario que entre los dos cónyuges o compañeros permanentes alcancen a reunir como mínimo 1.275 semanas.
  4. Antes del cumplimiento de los 45 años de edad, cada uno de ellos tuvo que haber cotizado  por lo menos el 25% de las semanas requeridas para pensionarse en ese año. Así, si cumplió los 45 años en el año 2008, en ese momento debió tener cotizadas 281.25 semanas (1.125 x 25%), si fue en el 2009: 287.50 semanas (1.150 X 25%), y si ocurrió en el 2012: 306.25 semanas (1.225 x 25%).
  5. Es necesario igualmente que a la fecha de cumplir la edad de pensión ambos se encuentren clasificados en los niveles I o II del SISBEN.

Ahora bien, si los aspirantes a la pensión familiar se encuentran afiliados a un Fondo de Pensiones Privado, deberán cumplir los siguientes requisitos:

  1. Estar afiliados al mismo fondo de pensiones
  2. Tener cumplidos 62 años de edad si es hombre y 57 si es mujer y no haber logrado ahorrar el capital necesario para financiar una pensión por lo menos igual al salario mínimo.

Si los miembros de la pareja están afiliados a diferentes Administradoras de Fondos de Pensiones deberán solicitar a su respectivas  administradoras el monto de los ahorros existentes en sus cuentas  individuales, el valor de los bonos pensionales actualizados y capitalizados si hay lugar a ellos y el número de semanas cotizadas en el Sistema General de Pensiones, las Administradoras deberán responder dentro de los 5 días siguientes a la fecha de a solicitud.

Si están afiliados a diferentes fondos de pensiones es necesario que el que tenga menos dinero acumulado en su cuenta se traslade al fondo del que tiene más dinero ahorrado.

Si un miembro de la pareja está afiliado a Colpensiones y el otro a un fondo privado, escogerán de común acuerdo el régimen de pensiones que prefieran y se reunirán ambos en el régimen seleccionado.

La pensión familiar la otorga y paga el Fondo en el cual esté afiliada la pareja.

El valor de la pensión dependerá del  régimen al cual se encuentren afiliados los cónyuges o compañeros, así: si es el de Colpensiones la cuantía será igual a un salario mínimo mensual legal.  Si se trata de un fondo privado, el valor de la pensión dependerá del monto de lo ahorrado por los dos esposos o compañeros. En caso de que dichos ahorros sean insuficientes, procederá el reconocimiento de la garantía de pensión mínima de pensión familiar.

Como se trata de una sola pensión para ambos, cada uno de éstos recibirá el 50% correspondiente, y cuando uno de ellos fallezca el sobreviviente pasará a recibir el 100%, a menos que existan hijos menores de edad, estudiantes menores de 25 años de edad o inválidos de cualquier edad que dependían económicamente del difunto, caso en el cual éstos pasarían recibir la mitad de la que recibía el causante.

Si la pareja se divorcia o simplemente se separa la pensión familiar se extingue y cada uno de los ex esposos o ex compañeros pasa a recibir un beneficio económico en cuantía igual al  50% de la pensión que recibían.

En caso de fallecimiento de los dos cónyuges o compañeros permanentes, no cambia la naturaleza ni cobertura de la prestación, y en caso de que no existan hijos beneficiarios con derecho, la pensión familiar se extingue y no hay lugar a pensión de sobrevivientes.

La pensión familiar da derecho a la cobertura en salud, uno de los miembros de la pareja como cotizante y el otro como beneficiario.

En tratándose parejas integradas por personas del mismo sexo también pueden acceder a la pensión familiar, con tal de que se haya solemnizado y formalizado su unión en los términos de la sentencia C-577 de 2001.

Continuará…

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.