La razón por la que la reforma tributaria no hizo chillar a los ricos

Aunque el gobierno hizo populismo con aquello de que la reforma tributaria del 2012 haría chillar a los ricos, sucedió exactamente lo contrario como lo evidencia esta nota de Portafolio y lo llamativo del asunto es que aquí se aprecia cómo funciona una de las reglas para que un gobierno “haga las cosas bien” descritas en el libro El Manual del Dictador.

Este libro fue escrito por los autores Bruce Bueno de Mesquita y  Alastair Smith, catedráticos de la Universidad de New York que han prestado servicios de asesoría y consultoría al gobierno de Estados unidos, por lo que no estamos frente a personajes de dudosa reputación y calidad intelectual. Estamos hablando de personas que han trabajado como científicos sociales vinculados con instituciones de alto nivel.

Pues bien, una de estas reglas de que hablamos dice:

No saques dinero del bolsillo de tus seguidores para mejorar la vida de la gente. Lo que constituye la esencia del mando es pagar a los seguidores, no gobernar bien ni representar la voluntad general. Si eres bueno con la gente a expensas de tus seguidores, no pasará mucho tiempo antes de que te la tengan jurada. Una política eficaz para las masas no necesariamente granjea la lealtad de los esenciales, y es carísima. Es poco probable que los hambrientos tengan bastante energía como para derrocarte, de modo que no te preocupes por ellos. Por el contrario, unos miembros de la coalición decepcionados pueden desertar, dejándote en apuros.”

En este contexto se debe entender que cuando los autores se refieren a los seguidores, no están hablando de quienes votan por ellos, de quienes portan sus camisetas, aplauden, cantan y bailan el día de las elecciones (a esos los despachan con un tamal, algún bulto de cemento, lamina de zinc o 20.000 pesos al finalizar la fiesta)  NO. Están hablando de quienes le financian las campañas (Empresas nacionales, multinacionales, grandes contratistas, medios de comunicación, periodistas y personas naturales con grandes capitales) y de los demás políticos que organizan la gente y le ponen votos, esto es, los que hacen parte de las coaliciones de gobierno que aquí han llamado unidad nacional.

Adicional a la anterior precisión no hace falta comentar nada respecto a la regla transcrita. Que cada quien juzgue que tan cierta y precisa es para definir la realidad de política y de nuestros gobiernos.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.