La representación empresarial aparente. Comprendiéndola y Manejándola

Retomemos el Artículo 842 del C. de Co.,:

“Quién dé motivo a que se crea, conforme a las costumbres comerciales o por su culpa, que una persona está facultada para celebrar un negocio jurídico, quedará obligado en los términos pactados ante terceros de buena fe exenta de culpa”

Bien, partamos del extremo, hoy día todo lo tenemos al alcance de un click, y poco o nada nos cuesta verificar en las plataformas web, por ejemplo de Confecamaras, el REGISTRO UNICO EMPRESARIAL Y SOCIAL DE LAS CAMARAS DE COMERCIO -RUES-  http://www.rues.org.co/RUES_Web/Consultas  si la empresa con lo que vamos a contratar por lo menos existe o está vigente y quienes la pueden comprometer, aunque aun, la consabida prudencia de buen padre de familia, nos orienta a obtener de la Cámara de Comercio donde radique la sociedad, Certificado de Existencia y Representación Legal para verificar no solo quienes son sus representantes legales y que  facultades tienen, sino quienes sus participes, sus órganos de dirección,  cual su composición de capital, si pesan en su contra medidas judiciales o fiscales, etc., para entonces determinarnos la real capacidad de la sociedad con la que estamos negociando.

Hasta aquí aceptemos por un momento que la precaución vale más que la policía, y de hecho para operaciones comprometedoras de grandes capitales, o, complicadas operaciones puede que sea así, como en efecto lo es, pero será que una orden de compra para que sea vinculante deberá firmarse por el Representante inscrito en Cámara de Comercio, así como que será este quien debe recibir la mercancía, firmar el cumplido de la transportadora, aceptar la factura correspondiente y girarnos el chequecito...?

Fijémonos por un instante que aun es practica recurrente de algún sector-por fortuna en extinción- esta suerte de maniobras bien para ganar tiempo, conseguir el dinero, o simplemente no cumplir sus compromisos; cuanto desgaste hubo y aun hay en los estrados judiciales ante el rechazo por falta de aceptación de facturas, y aun en medio de en apariencia sencillos procesos ejecutivos, ante la promoción de complejas tachas de falsedad y desconocimiento de títulos valores con el desgastado " esa no es mi firma como representante legal único autorizado para firmar" que aun sorprende a más de un abogado y funcionario judicial convirtiendo en interminables ordinarios, procesos que pueden resolverse bajo la directriz del Artículo 842 del Decreto 410 de 1971, o C. de Co., y la parte final del Inciso 2o del Artículo 2o de la  Ley 1231 de 2008:

"...El comprador del bien o beneficiario del servicio no podrá alegar falta de representación o indebida representación por razón de la persona que reciba la mercancía o el servicio en sus dependencias, para efectos de la aceptación del título valor....

En otro de los entendidos, en tanto un Representante Legal permanezca inscrito en el registro mercantil, aunque no esté vinculado a la sociedad, continuará comprometiéndola, en aplicación del mismo Artículo 842 esta vez en armonía con el Artículo 164 del mismo Código de Comercio, indica:

 “Las personas inscritas en la cámara de comercio del domicilio social como representantes de una sociedad, así como sus revisores fiscales, conservarán tal carácter para todos los efectos legales, mientras no se cancele dicha inscripción mediante el registro de un nuevo nombramiento o elección.

La simple confirmación o reelección de las personas ya inscritas no requerirá nueva inscripción.”

Al efecto la Superintendencia de Sociedades, ha sido reiterativa:

"...Es claro entonces, que para todos los efectos legales quien en nombre y representación de una sociedad, mediante la realización, de actos tendientes al cumplimiento del objeto social, dentro del marco de las atribuciones que le han sido conferidas y/o actúe debidamente facultado por el órgano social competente, se desempeña en nombre de la sociedad que representa, condición que en principio debe mencionarse en los actos y contratos que suscribe, para resaltar que su actuación no lo vincula personalmente sino a la sociedad que por su conducto se desempeña..."

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.