La resolución 3878 de 1996 no afecta la forma de probar costos y deducciones

En un editorial anterior se afirmó que el hecho de emitir una factura sin la resolución de facturación o con ella pero vencida, en nada afecta la capacidad de esa factura para probar costos y deducciones del comprador, a pesar de lo que diga el artículo primero de la resolución 3878 de 1996 expedida por la Dian.

El comprador sólo tiene que demostrar que la factura con la que pretende soportar su costo o deducción cumple  con los requisitos establecidos en el artículo 771-2 del estatuto tributario, y este artículo no hace referencia alguna sobre la resolución de facturación, de manera tal que para el comprador es irrelevante si le han expedido una factura con la resolución de facturación vencida o sin ella. El problema lo tiene quien expide la factura, no quien la recibe.

Uno de nuestros lectores ha dejado la siguiente opinión en nuestro sistema de comentarios:

Quisiera aclarar un punto y crear debate sobre el tema, que a mi juicio es esencial al momento de determinar la responsabilidad por parte del cliente de verificar la vigencia de la resolución expedida por la DIAN, al consultar con varios colegas todos concluyen que es deber realizar dicha verificación y manifiestan que en el evento de recibir una factura con resolución vencida, este gasto no sería deducible del impuesto de renta, claro que al preguntar por la normatividad sobre este tema nadie me dio razón, ya leyendo la resolución 3878 de 1996 en el parágrafo 1 del artículo 1 reza “Para establecer los ingresos, costos y gastos de los contribuyentes se tendrá en cuenta el monto de las operaciones realizadas, con base en la facturación cuya numeración haya sido autorizada por la Administración de Impuestos y Aduanas Nacionales, así como los comprobantes que resuman las operaciones diarias corno consecuencia de la utilización de máquinas registradoras que cumplan los requisitos técnicos señalados en la presente Resolución.” Al hablar de costos y gastos ya se está dando la pauta para decir que la responsabilidad del cliente al momento de demostrar dichos costos y gastos es presentar evidencia de que la facturación ha sido previamente autorizada por la DIAN.”

En nuestro criterio, lo que dice el numeral 1 del artículo primero de la resolución 3878 no tiene ninguna incidencia en la forma en que el contribuyente debe soportar sus costos y gastos. Lo que dice dicha resolución es que la Dian, para efectos de implementar un control de la actividad productora de renta del contribuyente, utilizará este mecanismo para verificar y cruzar información de interés en su papel fiscalizador, pero  ello no implica de ninguna manera que se esté incluyendo un requisito adicional para la validez de una factura como soporte de costos y deducciones. Esos datos podrán ser utilizados como elemento indiciario, de interés investigativo.

Para quien pretende soportar costos y deducciones sólo es relevante el artículo 771-2 del estatuto tributario. Distinto es si existen otras irregularidades como compras ficticias, o que el vendedor expida una factura sin resolución de facturación con el fin de omitir ingresos, pero eso ya es otro asunto que nada tiene que ver con  los requisitos que debe tener una factura para que sea válida como soporte de costos y deducciones.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.