La tarifa en el impuesto a la riqueza

Una de las principales discusiones suscitadas con el proyecto de reforma tributaria, fue la tarifa del impuesto a la riqueza, al punto de que los gremios solicitaron un aumento en el impuesto a las ganancias con el objetivo de no sufrir los efectos del impuesto a la riqueza.

Fue así como se contempló una reducción de las tarifas del impuesto a la riqueza anunciadas por el ministro de hacienda y crédito público.

Quedando estipuladas en el artículo  5 del proyecto, y que curiosamente esta titulado con el “impuesto al patrimonio”, allí se observa:

Observemos como la tarifa está directamente asociada con la base gravable del impuesto, y no con el hecho generador. La diferencia en estos postulados es que a pesar de que dos personas tenga un patrimonio líquido superior a $1.000 millones, en caso de que una de estas tenga en su patrimonio líquido  acciones o aportes en sociedades nacionales, terminaría tributando mucho menos que la persona que en su patrimonio no posee factores de disminución de la base gravable.

Esta situación se presentó precisamente en la ley 1370 de 2009 donde se estipuló lo siguiente:

"Artículo 296-1. Tarifa. La tarifa del impuesto al patrimonio a que se refiere el artículo 292-1 es la siguiente:

Del dos punto cuatro por ciento (2.4%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a tres mil millones de pesos ($3.000.000.000) sin que exceda de cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

Del cuatro punto ocho por ciento (4.8%) para patrimonios cuya base gravable sea igual o superior a cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000).

En ambos casos establecida dicha base gravable de conformidad con el artículo 297-1.”

No obstante, el gobierno en su oportunidad logró advertir esta situación, y fue corregida mediante el artículo 10 de la ley 1430 de 2010 donde dispuso:

Artículo 10. Tarifas del impuesto al patrimonio. Modifíquense los incisos 1° y 2° y adicionase dos incisos al artículo 296-1 del Estatuto Tributario, los cuales quedan así:

"Del dos punto cuatro por ciento (2.4%) sobre la base gravable prevista en el artículo 295-1, cuando el patrimonio líquido sea igual o superior a tres mil millones de pesos ($3.000.000.000) y hasta cinco mil millones de pesos ($ 5.000.000.000).

Del cuatro punto ocho por ciento (4.8%) sobre la base gravable prevista en el artículo 295-1, cuando el patrimonio líquido sea superior a cinco mil millones de pesos ($5.000.000.000".

Este será un punto, que será muy probablemente modificado en el trámite legislativo con el fin de evitar fisuras en la tarifa del impuesto a la riqueza.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.