Inicio » Impuestos. Por » (14 / 08 / 2013 )

Las ganancias ocasionales y el CREE II: Recuperación de deducciones

En el artículo anterior, comentamos como las ganancias ocasionales fueron excluidas de la base gravable del CREE, generando un efecto financieros en los contribuyentes. El  inciso segundo del artículo 22 dispuso: 

Para efectos de la determinación de la base mencionada en este artículo se excluirán las ganancias ocasionales de que tratan los artículos 300 a 305 del Estatuto Tributario. Para todos los efectos, la base gravable del CREE no podrá ser inferior al 3% del patrimonio líquido del contribuyente en el último día del año gravable inmediatamente anterior de conformidad con lo previsto en los artículos 189 y 193 del Estatuto Tributario. 

La norma pareciera ser clara y puntual, sin embargo, existen situaciones particulares que no fueron contempladas al momento de redactar la exclusión de la base gravable del CREE, una de ellas la renta  por recuperación de deducción contemplada en el artículo 195 del et, el cual señala:

Art. 195. Deducciones cuya recuperación constituyen renta líquida.

Constituyen renta líquida:

1. La recuperación de las cantidades concedidas en uno o varios años o períodos gravables como deducción de la renta bruta, por depreciación, pérdida de activos fijos, amortización de inversiones, deudas de dudoso o difícil cobro, deudas pérdidas o sin valor, pensiones de jubilación o invalidez, o cualquier otro concepto; hasta concurrencia del monto de la recuperación. 

2. La distribución de las cantidades concedidas en años anteriores por concepto de reservas para protección o recuperación de activos, fomento económico y capitalización económica, o la destinación de tales reservas a finalidades diferentes.

Ahora bien,  ¿Qué sucede si un sujeto pasivo del CREE vende un activo fijo poseído por más de dos años?  En primer término,  uno pensaría que esa enajenación no formaría parte de la base gravable del CREE, afirmación que es parcialmente cierta, pues el artículo 90 al determinar la renta bruta en la enajenación de activos dice en su inciso segundo:

“Cuando se trate de activos fijos depreciables, la utilidad que resulta al momento de la enajenación deberá imputarse, en primer término, a la renta líquida por recuperación de deducciones; el saldo de la utilidad constituye renta o ganancia ocasional, según el caso.”

Es decir que esos ingresos por recuperación de deducción serian tratados como renta líquida ordinaria, por lo tanto en el caso de los sujetos pasivos del CREE la recuperación de deducciones hace parte de la base gravable. Y debe declararse en el renglón de ingresos no operacionales siguiendo instrucciones de la Dian (renglón 43 formulario 110, concepto Dian 052752/2005).

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.