Las indemnizaciones derivadas del desarrollo del objeto social serían deducibles

Inicio » Impuestos. » (20 / 12 / 2010 )

La gente pregunta y Gerencie.com responde

Consulta

Las indemnizaciones contabilizadas en la cuenta contable 539515 (Gastos diversos - indemnizaciones), ¿son gastos no deducibles fiscalmente? ¿Me puede señalar alguna normatividad al respecto?

Estas indemnizaciones corresponden a un fallo del juzgado que debe pagar la empresa por un accidente de transito.

Es una empresa de transporte masivo de pasajeros, no responsable de IVA, responsable de renta

Nuestra opinión

Respecto a la procedencia como deducción de la indemnización planteada en la consulta, no existe norma específica que la permita o prohíba, por lo que se deber recurrir a la interpretación del artículo 107 del estatuto tributario, el cual contempla los requisitos generales de las deducciones.

Dice el artículo 107:

Las expensas necesarias son deducibles. Son deducibles las expensas realizadas durante el año o período gravable en el desarrollo de cualquier actividad productora de renta, siempre que tengan relación de causalidad con las actividades productoras de renta y que sean necesarias y proporcionadas de acuerdo con cada actividad.

La necesidad y proporcionalidad de las expensas debe determinarse con criterio comercial, teniendo en cuenta las normalmente acostumbradas en cada actividad y las limitaciones establecidas en los artículo siguientes.

Básicamente, los gastos en que incurra la empresa son deducibles en la medida en que sean necesarios, proporcionales y tengan relación de causalidad.

Respecto a los requisitos generales de las deducciones, el Consejo de Estado, en Sentencia del 16 de marzo de 2001 (Exp. 11607. M.P. Dr. Juan Ángel Palacio Hincapié), señaló:

“En materia tributaria no resulta suficiente la inclusión dentro del denuncio privado de una erogación para que ésta sea deducible, pues de una parte, el gasto efectivamente debe realizarse dentro de la vigencia fiscal correspondiente y de la otra, reunir los requisitos exigidos por la disposición para la deducibilidad de las “expensas necesarias” que son entre otros, la relación de causalidad con la actividad productora de renta, vinculada a la actividad y al motivo de las expensas, en forma tal que para la generación de la renta deba realizarse el gasto, “proporcionado” de acuerdo a las características de cada actividad y necesario, entendido este último como el normal para producir o facilitar la obtención de la renta, determinado con criterio comercial

El caso concreto planteado, sugiere en principio que no sería deducible la indemnización, en la medida en que no se cumplirían algunos requisitos como la necesidad y la causalidad. La proporcionalidad posiblemente se cumpla, no existen datos para determinarlo

Se entiende que un gasto es necesario cuando sin él no es posible generar renta. Para poder obtener un ingreso, es necesario, indispensable, incurrir en una erogación, de lo contrario, la empresa no obtendría ingresos.

Se entiende que un gasto tiene relación de causalidad, cuando su existencia implica un ingreso, o dicho en otras palabras, cuando como consecuencia de incurrir en un gasto, la empresa obtiene como resultado un ingreso. La empresa gasta un recurso para obtener un ingreso o renta.

Un gasto es proporcional, cuando guarda una proporción adecuada y razonable entre el gasto y el ingreso. No es proporcional incurrir en un gasto de $100 para obtener un ingreso de $50, por ejemplo.

Veamos ahora si la indemnización planteada en la consulta cumple con estos requisitos

En primer lugar, es preciso tener en cuenta que los requisitos generales de las deducciones contemplados en el artículo 107 del estatuto tributario, no son absolutos y definitivos, sino que se tienen que interpretar con criterio comercial, lo que significa que deben estos requisitos interpretarse según la realidad económica y comercial de cada contribuyente.

Para el caso en consulta, es básica esta premisa, toda vez que para una empresa cuyo objeto social es el transporte de caga o pasajeros, la eventualidad de sufrir un accidente de transito, es un riesgo inherente al desarrollo de sus actividades, del cual la empresa no se puede sustraer.

La empresa transportadora, para poder generar renta, debe desarrollar una actividad que lleva implícito un alto riesgo de un accidente, el cual, como consecuencia, implica que la empresa deba indemnizar a quienes resulten afectados en un posible accidente.

Como se puede observar, la empresa transportadora no es ajena a la eventualidad de un accidente, y en consecuencia, cualquier indemnización derivada de un accidente, se convierte en una erogación directamente relacionada con la generación de la renta para la empresa transportadora.

Tan es así la realidad del riesgo de los accidentes de transito, que la ley obliga a las empresas transportadoras a la adquisición de determinados seguros para poder operar. La ley reconoce expresamente que el riesgo de los accidentes es inherente y propio de la prestación del servicio de transporte. Es así como por ejemplo, la ley 336 de 1996, en su artículo 61 contempla:

Sin perjuicio de las garantías establecidas por las normas pertinentes, las empresas de transporte terrestre automotor podrán constituir fondos de responsabilidad como mecanismo complementario para cubrir los riesgos derivados de la prestación del servicio.

Para los efectos pertinentes, el seguro obligatorio de accidentes de tránsito continuará rigiéndose por las normas que regulan la materia.

Así las cosas, y visto desde la realidad económica y comercial, los accidentes de transito son un riesgo que además de ser propios e inherentes al desarrollo de la actividad transportadora, son reconocidos como tal por la misma ley, por lo que se debe entender que los accidentes de transito son consecuencia del normal desarrollo del objeto social de una empresa transportadora, razón por la cual, las indemnizaciones derivadas de éstos, son una expensa necesaria y relacionada con la generación de la renta para este tipo de empresas.

No es posible concebir la existencia de una empresa transportadora sin el riesgo latente e inminente de tener que responder económicamente por las consecuencias de un accidente de transito, que como se ha expuesto ampliamente, es un hecho propio de la naturaleza del servicio que se desarrolla el cual es el que genera la renta del contribuyente transportador.

Muy seguramente el funcionario de la Dian no aceptará como deducción el pago de la indemnización, pero es una decisión discutible toda vez que la ley no se puede interpretar de forma aislada, sino que como la misma ley (artículo 107 E.T) lo contempla, debe analizarse y aplicarse dentro de un entorno económico y comercial propio de la realidad del contribuyente.

Material para complementar

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. carlos torres dice:

    Buenas , quisiera saber a que clase de indemnizacion tienen derecho los sobrevivientes de las personas accidentadas en ipiales el 14 de nov del presente año y otro quedo recluido en el hosptal de ipiales por mas de 8 dias

  2. OSCAR EDUARDO MORENO CASTRO dice:

    El Estatuto Tributario señala en el artículo 107 que las expensas deberán obedecer a un criterio comercial, es decir, se deberán revisar tomando en consideración las expensas que comúnmente deben incurrir los contribuyentes para el desarrollo de su actividad productora de renta. Tengo una inquietud: ¿Cuáles son las expensas necesarias en el ejercicio de las profesiones liberales, tales como: Contaduría Pública y Derecho? ¿Porqué no adelantar una encuesta a través de este medio, pidiendo a los profesionales sustentar el porqué son necesarias y entregar un documento a la comunidad académica y profesional, que además le sirva a la Administración Tributaria para que modifique su retrógrada interpretación de la norma?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.