Las pirámides retornan con fuerza con las criptomonedas

La posibilidad de altas ganancias, el desconocimiento y cierta carencia de escrúpulos  son el caldo de cultivo perfecto para que las pirámides se desarrollen, y cada cierto tiempo aparecen nuevas formas en la medida en que las viejas formas “se queman” luego que las personas descubren que las pirámides colapsan una vez la base de “inversores” no puede extenderse más.

Recordemos que los ingresos o ganancias en una pirámide dependen de los nuevos miembros que se recluten, y en el momento en que no sea posible reclutar nuevos miembros que alimenten los ingresos de los primeros miembros, todo el sistema colapsa dejando miles de personas sin posibilidad de recuperar su inversión inicial, aunque las primeras habrán ganado mucho dinero.

Algunas pirámides se venden como empresas multinivel, o con un nombre más rimbombante pero que significa lo mismo: network marketing, pero en el fondo no dejan de ser pirámides que dependen de incrementar la masa inferior para alimentar las utilidades de las personas que encabezan la pirámide,  y esa antigua forma de hacer negocios ha regresado ahora con las llamadas criptomonedas, que para ganar cierta confianza las asocian con el Bitcoin, que no es una pirámide ni multinivel, sino que es en realidad una criptomoneda, una divisa como cualquier otra, con la que se pueden comprar productos y pagar servicios, y que es aceptada por muchos negocios físicos y grandes empresas.

Hay muchas pirámides que se hacen llamar criptomonedas o monedas virtuales, y todas agregan o contiene la expresión  coin que las relacionan con el Bitcoin, pero que no tienen ninguna relación con este, sólo se busca crear una aparente relación con algo que genere confianza.

Como ya se dijo, el Bitcoin es una criptomoneda,  es una divisa, y como tal se negocia como una divisa, donde se pierde o se gana según la variación de la cotización de la divisa, en este caso el Bitcoin. Allí no hay truco. Quien invierte en Bitcoin gana o pierde si acierta en la predicción respecto a su cotización, tal y como sucede cuando se negocia o se invierte en dólares o euros, donde la clave del negocio está en acertar  si va a subir o a bajar de precio, lo que depende de la oferta y la demanda. Un negocio limpio y transparente sin engaños ni trucos.

Con las supuestas criptomonedas en las que se basan las pirámides actuales, el negocio es distinto, puesto que las ganancias no están en comprar una divisa a un precio y venderlo a oro precio superior, sino que dependen de la comisión que se gane  por reclutar nuevos miembros para la pirámide, y ese es lo que permite identificar a una pirámide.

Si a usted le proponen un negocio donde la rentabilidad depende de los nuevos miembros reclutados, pues su remuneración será un porcentaje de los que estos inviertan, muy probablemente estamos frente a una pirámide. No se requiere ser un experto para saber si lo que nos proponen es una pirámide o no.

Con las criptomonedas que tienen apellido coin, la ganancia está en reclutar nuevos inversores, gente nueva que compre cualquiera de los planes que ofrecen, que van desde 100 dólares o euros,  y usted recuperará ese dinero y ganará mucho dinero, sólo si consigue más gente que compre esos paquetes. Si usted no consigue clientes nuevos no ganará nada.

Para que una inversión en un negocio piramidal funcione, la gente debe esforzarse por convencer a sus familiares, amigos y conocidos para que inviertan, pues su ganancia depende de la cantidad de gente que ingrese a la cadena piramidal, y todo irá viento en popa hasta que no sea posible reclutar gente nueva. Allí es cuanto todo colapsa y los últimos que ingresaron pierden su inversión, y es cuando se consideran estafados.

Las pirámides que presentan como gancho una criptomoneda no están reguladas por ninguna entidad estatal en ningún país, y por lo general tienen su domicilio en algún pequeño país del este europeo o de Asia, donde  es imposible obligarlos a responder por el dinero que se pierda. Y eso es así porque su modelo de negocio no puede funcionar en un país con regulación estricta como USA, Inglaterra, Francia Alemania, etc.

Si usted se siente a gusto engatusando a su mamá, hermano, primo, vecino o amigo para que invierta un dinero del que a usted le corresponderá un personaje, entonces las pirámides son un buen negocio, pero con un alto riesgo, porque si no tiene el suficiente olfato para retirarse antes de que colapse la estructura piramidal, perderá su inversión y no encontrará donde reclamar nada.

Tenga en cuenta que en una pirámide pierden los últimos y los primeros hacen mucho dinero. El problema es que nuca se sabe si uno va  ser de los últimos que pierden todo o de los  primeros que ganan mucho, debido a que es difícil saber el “estado de maduración” de la pirámide.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    Debió decir: Si usted se siente a gusto engatusando a su mamá.............para que invierta un dinero del que a usted le corresponderá un PORCENTAJE........

  2. johanna figueredo dice:

    Super interesante tu articulo, claro que lo noto demasiado subjetivo y hasta con terminos muy graciosos como "engatusar" jajajaja....

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.