Las rentas pasivas en la categoría de empleados

La ley 1607 de 2012 señalo las ya conocidas tres categorías a las que pueden pertenecer las personas naturales dependiendo del cumplimiento de ciertos requisitos. Dicha categorización fue reglamentada mediante decreto 3032 de 2013, donde en el caso específico de los empleados, dispuso de tres conjuntos dentro de los cuales una persona sería denominada empleado para efectos tributarios.

Uno de los requisitos a considerar son los ingresos, que mantienen una constante, y es la proporción del 80%. Sin embargo, para determinar la totalidad frente a la cual se debe calcular ese 80%, el decreto señaló que tipo de ingresos taxativamente NO deberían considerarse.

Al respecto el artículo 4 del decreto 3032 de 2013 señala:

“Artículo 4°. Ingresos a considerar para la clasificación. Para efectos de calcular los límites porcentuales establecidos en el artículo 329 del Estatuto Tributario y efectuar la clasificación en las categorías de contribuyentes a las que se refiere el presente decreto, no se tendrán en cuenta las rentas sometidas al régimen del impuesto complementario de ganancias ocasionales, ni las provenientes de enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos (2) años.

Tampoco se tendrán en cuenta para establecer los límites de dichos montos los retiros parciales o totales de los aportes voluntarios a Fondos de Pensiones y de ahorros en las cuentas para el fomento de la construcción “AFC”, siempre y cuando correspondan a ingresos que se hayan percibido y destinado en un periodo o periodos fiscales distintos al periodo fiscal en el cual se efectúa el retiro del Fondo o cuenta, según corresponda.”

Nótese como hace referencia exclusivamente a las ganancias ocasionales, la enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos años, y  los retiros parciales o totales de las cuentas AFC.

Ahora bien, el concepto unificado de personas naturales (885 de 2014) en la categoría de empleados, señaló en el numeral 4 que serían empleados “cuando el 80% o más de los ingresos brutos provienen de la realización de alguna actividad económica diferente a las enumeradas en el artículo 340 del ET”. Y básicamente pretendió en este concepto circunscribir a todas las personas en la categoría de empleados de forma residual.

De allí que personas que obtuviesen rentas de capital, podrían ser consideradas empleados  de conformidad con la doctrina. Por lo tanto, la DIAN mediante concepto 58015 de 2014  excluyó de los ingresos a considerar para la categoría de empleados a las rentas pasivas, y señaló:

“De conformidad con el artículo 329 del E.T. se entiende por empleado, toda persona natural residente en el país cuyos ingresos provengan, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%) de la prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, mediante una vinculación laboral, legal y reglamentaria o de cualquier otra naturaleza, independiente de su denominación.

A su vez se consideran rentas pasivas aquellas que tienen la característica común de provenir de un origen diferente al de una actividad empresarial, que se obtienen sin que resulte necesario el desarrollo de una actividad, entendida como la conjunción de factores económicos, humanos, tecnológicos, etc., con miras a la obtención de un resultado. Aquellas actividades que no requiere de una vinculación.

Dentro de las cuales se pueden enunciar a manera de ejemplo:

- Alquiler de inmuebles, excepto que se trate de una actividad empresarial que comprenda locación y administración de dichos bienes.

- Préstamos

- Enajenación de acciones, cuotas o participaciones sociales incluidas las cuotas partes de fondos comunes de inversión.

- Colocaciones en entidades financieras o bancarias.

- Títulos Públicos.

- Instrumentos y/o contratos derivados que no constituyan una cobertura de riesgo.

- Dividendos o regalías.

Es así que no es posible entender que las rentas pasivas cumplen con los requisitos y los presupuestos previstos para clasificarse como empleados.”

Por lo anterior se aclara el Concepto 885 del 31 de julio de 2014 en el sentido en que el numeral 4 del acápite diseñado para clasificarse como empleado, no incluye las actividades realizadas tendientes a obtener rentas pasivas”.

En conclusión, las personas que obtienen el 80% o más de sus ingresos de actividades diferentes a las señaladas en el artículo 340 ET, no son empleados cuando dichos ingresos obedezcan a rentas pasivas.

Finalmente, hacemos un llamado a la administración tributaria en el sentido de analizar el alcance del concepto 885 de 2014, ese numeral aun corregido y muchos otros del mismo concepto  con prácticamente inentendibles a la luz de la ley y los decretos reglamentarios.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.