Lenguaje gestual y corporal

El lenguaje no verbal consiste en la emisión de mensajes carentes de palabras, y pueden transmitirse a través de los canales auditivos, visuales y táctiles. Esta modalidad de comunicación se expresa a través del lenguaje corporal, las expresiones faciales, todo tipo de gestos y el contacto visual. Es algo que se usa a diario, incluso cuando enviamos mensajes verbales es habitual acompañarlos de algún tipo de lenguaje no verbal que complete la información. El lenguaje corporal incluye señales que se envían de forma consciente o inconscientemente, e incluso el espacio corporal. Incluso puede hacer que un mensaje verbal no sea comprendido o cambie su significado si el lenguaje verbal no encaja con el lenguaje verbal. De hecho, cuando alguien habla con nosotros no sólo estamos pendientes de su mensaje verbal, sino que ponemos nuestros cinco sentidos en todo aquello que envuelve ese mensaje.

La comunicación no verbal es fundamental para crear una buena primera impresión en el entorno laboral, y sobre todo en una entrevista de trabajo. En este contexto se debe tener en cuenta que gracias a la comunicación no verbal se pueden extraer conclusiones de tipo psicológico sobre la persona entrevistada. El lenguaje no verbal nos delata, y es por ello que los entrevistadores son conscientes de ello, por lo que además de un currículum, la postura y gestos del entrevistado tienen cada vez más importancia. Gestos que transmiten confianza como mirar a los ojos y estar cómodo son fundamentales para conseguir un trabajo. En el mundo laboral la importancia de una primera impresión puede llegar a condicionar a la persona que tenemos delante, pudiendo resultar en el comienzo de una relación profesional o en otra fallida entrevista.

Pero superar una entrevista no resta importancia a este asunto, ya que la comunicación no verbal es fundamental para mantener relaciones exitosas en el entorno laboral. Tanto los empleados como los jefes deben ser conscientes de la forma en que se comunican con el lenguaje gestual y corporal. Un empleado puede percibir como hostil a un compañero que mantiene una distancia física y evita el contacto visual. Alguien que mantiene los ojos abiertos expresa que está prestando atención, gestos sencillos como tocarse el pelo o la camisa son percibidos de forma positiva, mientras que por otro lado gesticular y moverse demasiado expresa nerviosismo, y contestar elevando la voz expresa agresividad. Por otro lado los jefes deben ser igualmente conscientes de su comportamiento más allá del lenguaje verbal. Si se comunican a través de un medio distante como el email o en su oficina los empleados se sientan en un lugar alejado, puede hacer que sean percibidos de forma negativa.

Por lo tanto, para tener éxito en el ambiente laboral es necesario observar los comportamientos de los compañeros y tratar de adaptarse. Las personas con carreras exitosas son buenos relacionándose con otra gente, y todo gracias a su capacidad para observar el entorno y percibir los sentimientos y pensamientos de los demás; sin olvidar que es fundamental para mantener una buena relación con los clientes, ya que la comunicación no verbal puede decir lo que el cliente quiere y necesita. Se debe prestar atención a sus gestos, ya que al poder percibir lo que dicen con su lenguaje gestual y corporal se puede conseguir con mayor facilidad un cliente satisfecho.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.