Levantamiento del velo corporativo según la reforma tributaria

La ley 1258 de 2008, creó las sociedades por acciones simplificadas, las cuales  trajeron consigo la desestimación de la personalidad jurídica. Figura que consiste en el levantamiento  del velo corporativo  para que los accionistas y los administradores que hubieren realizado, participado o facilitado actos defraudatorios, respondan solidariamente por las obligaciones nacidas de tales actos y por los perjuicios causados.

Ahora bien, el artículo 142 de la reforma tributaria (ley 1607 de 2012) dispuso:

“Art. 794-1. Desestimación de la personalidad jurídica. Cuando se utilice una o varias sociedades de cualquier tipo con el propósito de defraudar a la administración tributaria o de manera abusiva como mecanismo de evasión fiscal, el o los accionistas que hubiere realizado, participado o facilitado los actos de defraudación o abuso de la personalidad jurídica de la sociedad, responderán solidariamente ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales por las obligaciones nacidas de tales actos y por los perjuicios causados. 

La declaratoria de nulidad de los actos de defraudación o abuso, así como la acción de indemnización de los posibles perjuicios que se deriven de los actos respectivos serán de competencia de la Superintendencia de Sociedades, mediante el procedimiento verbal sumario. 

El Director Nacional de los Impuestos y Aduanas tendrá legitimación para iniciar la acción de que trata el presente artículo. Así mismo, podrá delegar en el funcionario o funcionarios de la DIAN que estime necesarios para que presenten la demanda correspondiente e impulsen el proceso mediante las actuaciones a que haya lugar. 

En cualquier caso en que la DIAN tenga indicios de la existencia de una defraudación fiscal para la cual se hubiere empleado una o varias sociedades, solicitará y practicará las pruebas a que haya lugar, de manera tal que pueda iniciarse la demanda de desestimación de la personalidad jurídica correspondiente. Dichas pruebas pueden ser controvertidas por los contribuyentes en los plazos y dentro de los procedimientos establecidos en la ley para tal efecto. 

En los términos del artículo 590 del Código General del Proceso, admitida la demanda el Superintendente podrá decretar, de oficio o a petición de la DIAN, todas las medidas cautelares que considere pertinentes.” 

Como se puede observar, lo que hizo la norma fue igualar las condiciones de la desestimación del velo corporativo a otros tipos societarios y no solo a las SAS.

Vale la pena resaltar, que el artículo 794-1 de estatuto tributario menciona textualmente a “el o los accionistas” sin tener en cuenta a los administradores, razón por la cual, a estos últimos, no les aplicaría la responsabilidad solidaria en los otros tipo societarios distintos a las SAS,  cuando hubiesen actos defraudatorios que desestimen la personalidad jurídica.

Por último, la declaración de los actos de defraudación y/o abuso será competencia de la superintendencia de sociedades y la acción se determinará mediante el procedimiento verbal sumario, del cual, la Dian tendrá legitimación para iniciar la acción.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.