Ley 445 del 98, otro beneficio pensional sin reclamar que no es reajuste del I.P.C.

L a LEY 445 DE 1998, ley vigente en el marco legal colombiano, por la cual se establecen unos incrementos especiales a las mesadas y se dictan otras disposiciones señala:

ARTÍCULO 1o. <Inciso CONDICIONALMENTE EXEQUIBLE> Las pensiones de jubilación, invalidez, vejez y sobrevivientes del sector público del orden nacional, financiadas con recursos del presupuesto nacional, del Instituto de Seguros Sociales, así como de los pensionados de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, conservando estos últimos su régimen especial, tendrán tres (3) incrementos, los cuales se realizarán el 1o. de enero de los años 1999, 2000 y 2001. Para el año de 1999 este Gobierno incluirá en el presupuesto de dicho año, la partida correspondiente.

El incremento total durante los tres años será igual al 75% del valor de la diferencia positiva, al momento de la entrada en vigencia de esta ley, que resulte de restar del ingreso inicial de pensión, el ingreso actual de pensión.

En caso de que el resultado de aplicar dicho porcentaje supere los dos (2) salarios mínimos, el incremento total será este último monto de dos (2) salarios mínimos. Dicho incremento total se distribuirá en tres incrementos anuales iguales, que se realizarán en las fechas aquí mencionadas. Si la diferencia entre el ingreso inicial y el ingreso actual de pensión es negativa, no habrá lugar a incremento.

PARÁGRAFO 1o. Los incrementos especiales de que trata el presente artículo, se efectuarán una vez aplicado el artículo 14 de la Ley 100 de 1993 y para los pensionados de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional se efectuarán conservando su régimen especial.

De tal suerte, que es este un beneficio extra que acobija al  personal de las FFMM y de POLICIA (regímenes especiales) que al momento de su vigencia estuviese gozando del derecho descrito.

Son requisitos para esta reclamación demostrar:

  1. La calidad de pensionado o retirado.
  2. El agotamiento de la vía gubernativa.
  3. Y la explicación suscinta que este beneficio no es reajuste por I.P.C para que no se alegue inapropiadamente por la parte contraria como cosa juzgada.

Actualmente el Ministerio de defensa conceptúa que esta ley no tiene fuerza aduciendo que se viene respetando la actualización de mesadas pensionales con base al IPC en el periodo comprendido del año 97 al 2.004,sin embargo esta ley es excluyente y punga por un real y justo reconocimiento a una actualización pensional.

Vale la pena aclara al lector que la asignación en uso del buen retiro es homologado al término de pensión, por lo que esta ley es clara y no contiene factores que induzcan a la confusión de conformidad con el siguiente precepto legal:

“El establecimiento de regímenes especiales, como aquellos señalados en el artículo 279 de la ley 100, que garanticen relación con el régimen pensional, un nivel de protección igual o superior, resultan conformes con la Constitución, como quiera que el tratamiento diferenciado lejos de ser discriminatorio, favorece a los trabajadores a los que cobija. Pero si se determina que al permitir la vigencia de regímenes especiales, se perpetúa un tratamiento inequitativo y menos favorable para un grupo determinado  de trabajadores,  frente al que se otorga a la generalidad del sector, y que el tratamiento dispar no es razonable, se configuraría un trato discriminatorio en abierta contradicción con el artículo 13 de la Carta.(Sentencia C-461 del 12 de Octubre de 1995).

 En otra providencia, la C- 409-94 hizo la corte el siguiente comentario:

“No puede ser admisible que se excluya a un grupo de pensionados de un beneficio que se otorga a la generalidad del sector y que tiende al desarrollo de un derecho constitucional, por simples consideraciones subjetivas, que no encuentran asidero en los principios y valores constitucionales. Como en forma reiterada lo ha manifestado la Corte, el derecho a la igualdad se traduce en una garantía que impide a los poderes públicos tratar de manera distinta a quienes se encuentren en iguales condiciones...”

Decir o manifestar que una asignación en uso del buen retiro no se puede equiparar a una pensión por ser ésta sometida a un régimen especial y con ello negar los reajustes contemplados en la ley 445-98 implicaría desconocer los siguientes pronunciamientos jurisprudenciales.

Respecto a un tema similar la Honorable Corte Constitucional dijo:

“Tal como lo enseña la abundante jurisprudencia de esta corte, el principio constitucional de la igualdad material, no sufre desmedro alguno  por  la sola existencia de regímenes especiales de seguridad social, pues esta específica normatividad tiene como propósito proteger los derechos adquiridos y, al mismo tiempo, regular unas condiciones prestacionales más favorables para cierto grupo de trabajadores a quienes se aplican”. (Sentencia C-890 /99) 

Agregó igualmente la Corte Constitucional en la sentencia antes anotada:

“Aunque aparentemente resulta válido que, frente a una determinada prestación, exista una regulación distinta en el régimen común, hecho   que   descartaría   un  posible juicio comparativo por vía de la acción pública de inconstitucionalidad, lo cierto es que también la jurisprudencia de este tribunal, ha reconocido que, excepcionalmente, cuando se demuestre que sin razón justificada las diferencias surgidas de la aplicación de los regímenes especiales generan un trato inequitativo y desfavorable para sus destinatarios, frente a quienes se encuentran sometidos al régimen común de la ley 100 de 1993, se configura una evidente discriminación que impone el retiro de la normatividad especial, por desconocimiento al derecho a la igualdad consagrada en el artículo 13 superior.

“Sin embargo, apelando al carácter restrictivo de este juicio de igualdad,   derivado   de   la   complejidad   e   independencia    que   identifica  a  losregímenes excepcionales, para establecer la aludida discriminación es necesario que se cumplan los siguientes presupuestos: ...

Todo   esto,   necesariamente   conducirá   a   demostrar   que,  las asignaciones de retiro y las pensiones de los oficiales y suboficiales de la Fuerza Pública, y de Policía Nacional ,también deben reajustarse en virtud a lo dispuesto por la ley 445-98, pues, desde ningún punto de vista puede admitirse sin que viole el artículo 13 de la C. N., que quienes están sometidos al mismo régimen, no se le liquide ese reajuste en las condiciones anotadas, resultando con ello injustamente discriminados, en atención a la grave pérdida del poder adquisitivo que paulatinamente  se  va  produciendo,  con  la  utilización del método de oscilación.

Dr.Víctor Manuel Rios Mercado
Carrera 65 No 58-88
Cel (312) 677 6371- (316) 284 9211- (300) 818 9898
Barranquilla-Colombia
www.lawyers4everyone.blogspot.com

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.