Ley de los grandes números

Cuando hablamos de la Ley de los grandes números, estamos hablando del primer teorema fundamental de la teoría de la probabilidad. Y como se trata de probabilidades, esta ley establece que al observar continuadamente en el tiempo un experimento cuyo resultado es aleatorio los resultados tienden a estabilizarse. Y así tendremos una tendencia clara de la probabilidad de obtener uno u otro resultado.

Uno de los ejemplos simples más conocido es el lanzamiento de una moneda. Considerando que el experimento se produce siempre bajo las mismas condiciones, cuantas más veces lancemos la moneda al aire, más clara veremos la tendencia. Si la moneda no tiene defectos la cara habrá caído hacia arriba el mismo número de  veces que la cruz. De esta manera podemos afirmar que tenemos un 50% de posibilidades de que en una tirada salga cara o salga cruz. Uno de los aspectos más llamativos de esta teoría es que cuanto más veces se repita el experimento más clara será la tendencia.

Un ejemplo claro de utilización de esta teoría en el ámbito de los juegos de azar es el clan de los Pelayo.

Sus aplicaciones a la vida cotidiana pueden no ser evidentes, pero la experiencia ha demostrado que funcionan. Como en el caso del cálculo de las primas para las coberturas de riesgos por parte de las compañías que ofrecen esos servicios. Al contrario de lo que puede parecer a primera vista, el cálculo de las primas se efectúa en función de la masa asegurada. Por este medio la compañía estima el porcentaje de sus asegurados que utilizarán sus servicios y el coste que puede acarrear.

Un incremento súbito de los siniestros o robos producirá modificaciones en el porcentaje de probabilidades y, por lo tanto, repercutirá en la prima que debemos abonar a la compañía aseguradora.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.