Los consorciados respecto al CREE

Cuando se implementó el mecanismo de retención en la fuente del CREE, el decreto 862 de 2013 contempló una regla especial para el caso de los consorcios. Posteriormente, con el cambio al mecanismo de autorretención en la fuente, se omitió hacer referencia a los consorcios, y en reiteradas oportunidades, la DIAN mediante sus conceptos y oficios ha expresado que los consorcios no son sujetos pasivos del CREE y en ese sentido no deben practicar autorretención en la fuente.

Aun cuando todo pareciese estar claro, la situación que reviste importancia es determinar ¿Cuál es la situación respecto a la autorretención por CREE de los consorciados?

El artículo 18 del Estatuto  Tributario señala:

Art. 18. Renta de los consorcios y uniones temporales.

Los Consorcios y las Uniones Temporales no son contribuyentes del Impuesto sobre la Renta. Los miembros del Consorcio o la Unión Temporal, deberán llevar en su contabilidad y declarar de manera independiente, los ingresos, costos y deducciones que les correspondan, de acuerdo con su participación en los ingresos, costos y deducciones del Consorcio o Unión Temporal.

PAR. Para efectos impositivos, a las empresas unipersonales de que trata el Código de Comercio, se les aplicará el régimen previsto en el Estatuto Tributario para las sociedades de responsabilidad limitada.

Sin embargo, esta es una regla contemplada para el impuesto de renta tradicional, y en esa medida,  los consorciados no tienen regla aplicable en relación con el CREE y su autorretención se daría en razón de su ingreso efectivo, es decir su utilidad. Así lo dispuso el artículo 079476 de 2013 DIAN donde aclaró:

Así las cosas, cuando el consorcio o unión temporal cause por abono en cuenta o efectúe periódicamente los pagos, por los ingresos percibidos, cada consorciados o parte de estos contratos, si son personas jurídicas o asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios sujetos pasivos del CREE, deberán autorretenerse sobre las bases y tarifas definidas por los artículos 2 y 4 del Decreto 1828 de 2013.

Pero como la situación no es del todo clara, y contemplar esta divergencia implicaría realizar unas autorretención de CREE basadas en la utilidad y no en los ingresos realizados, la DIAN mediante el denominado concepto unificado CREE 357 de 2014 señaló:

“Por consiguiente, para efectos de la tributación del impuesto sobre la renta para la equidad CREE de los consorciados se deberán seguir las mismas reglas para efectos del impuesto sobre la renta y complementario. Es decir, los ingresos generados y los costos y gastos que le son relativos para la realización del respectivo contrato corresponden a cada uno de los consorciados y/o miembros de la unión temporal y se deberán tomar como tal para efectos de la depuración del impuesto sobre la renta para la equidad CREE.”

Al contemplar las mismas reglas, reconocen que aplican las mismas condiciones de realización del ingreso del impuesto de renta tradicional para el CREE, y por lo tanto siguiendo la regla del artículo 18 ET, los consorciados deberán autorretenerse  por los ingresos proporcionalmente realizados del consorcio. Y en la misma medida al final de periodo gravable, determinar sus ingresos, costos y deducciones en la misma proporción.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.