Los contratos de comodato no generan Iva

Los contratos de comodato no generan Iva, lo que los convierte en una buena alternativa para que en algunos casos, se evite ser responsable del impuesto a las ventas.

El contrato de comodato, en primer lugar no está regido por la legislación mercantil, sino por la legislación civil [Artículo 2.200 Código civil].

El contrato de comodato consiste en entregar un bien a otra persona para que haga uso de él, para que lo disfrute, para que lo explote sin contraprestación alguna, a título gratuito.

El hecho de que en el contrato de comodato no exista remuneración, no genera ningún ingreso, significando que no hay lugar  a la generación de Iva por carencia de un elemento fundamental en todo impuesto: la base gravable.

Esta figura jurídica resulta muy útil para aquellas personas o empresas que por producir bienes excluidos del Iva, o prestar servicios excluidos del Iva, no son responsables de dicho impuesto, pero que podrían serlo si deciden por ejemplo arrendar un edifico o bodega que no utilizan.

El arrendamiento es una actividad gravada, de modo recurrir a esta figura implica convertirse en responsable del Iva, lo que puede no ser conveniente.

Es en casos similares cuando la figura del comodato resulta ser una gran opción a la hora de ceder la gestión o explotación de un bien a un tercero, sin que por ello se convierta en responsable del impuesto.

Naturalmente que esta figura no le representará ningún ingreso a la empresa, pero eso se puede compensar si existe otro tipo de negocios con la misma empresa; es cuestión de buscar las estrategias adecuadas para que al final de cuentas, la empresa resulte beneficiada como si en realidad recibiera una remuneración por la explotación de ese bien. Eso es parte de las estrategias de planeación tributaria de la empresa.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.