Los diferentes usos de un perfil social

Ya hemos mencionado en artículos pasados los usos que se les puede dar a los perfiles sociales, pero no hemos profundizado en ello, y es lo suficientemente importante como para que lo hagamos. Y es que, cuando hablamos de Social Media, es importante que los objetivos a cumplir desde el perfil social estén claros.

Tipos de usos para un perfil social

A grandes rasgos, estos son los diferentes usos que pueden darse para un perfil social:

  1. Servicio de atención al cliente: Una de las ventajas de las redes sociales es que le permiten tener una comunicación mucho más directa con sus clientes. Esto es valorado muy positivamente por ellos, por lo que es interesante enfocarse en esta dirección. Sin embargo, ofrecer un servicio de atención al cliente vía redes sociales, implica tener una constancia muy alta, y que sus expertos en el apartado técnico tengan nociones de Social Media.
  2. Plataforma para potenciar el Content Marketing: Este es uno de los usos más habituales de las cuentas de empresa en las redes sociales. Por lo general, este tipo de cuentas, ni tan siquiera se orientan a ventas. Se limitan a publicar el contenido que van generando (así contenido que no es propio, pero que está relacionado con el sector) para generar una masa de gente que se relacione con la marca. De esta manera, de forma indirecta, en el futuro se conseguirán ventas, aunque no se utilice la cuenta en sí misma para obtener dichas ventas.
  3. Aumento de conversiones: Este es el tipo de cuenta que más se utiliza, y el que peores resultados da. Muchas empresas abren cuentas en redes sociales para vender desde allí. Y no es una mala idea, pero si usted se limita a publicar sus ofertas y servicios y no le aporta nada más a los usuarios, éstos no le harán caso. Las redes sociales se utilizan para compartir contenidos, experiencias, discusiones, etc. Orientarse únicamente a las ventas suele dar malos resultados.
  4. Fidelización: Por último, las redes sociales pueden utilizarse para fidelizar a los usuarios. Si usted genera una dinámica de juegos, concursos, sorteos, etc. con su perfil social, la gente colaborará mucho más con su marca, y tendrá una relación más profunda con su empresa. Sin embargo, este tipo de cuentas pueden ser difíciles de mantener, ya que implican cierto gasto (por ejemplo, para los premios de los concursos) y habilidad para mantener el engagement.

¿Todo, nada o la mitad?

Ante las diferentes opciones que se presentan a la hora de gestionar una cuenta en las redes sociales, es normal que aparezca la pregunta de: ¿Debo hacerlo todo, alguna parte, nada?

Como ya señalamos en artículos anteriores dedicados al Social Media, lo mejor es que se oriente hacia un objetivo concreto y, quizá, a uno secundario. Por ejemplo, puede utilizar tu cuenta para promover sus contenidos y, a la vez, para tratar de conseguir más ventas.

Sin embargo, a medida que su empresa crezca y pueda invertir algo más de tiempo y dinero en las redes sociales, es preferible que trate de dominar todos los campos. Esto le dará al cliente y al usuario una apariencia de seriedad que le permitirá superar a su competencia.

Imagine que es usted un cliente y le hace una pregunta técnica a través de Twitter a una empresa. ¿Qué prefiere? ¿Qué le respondan al momento a través de ese mismo canal, o que le digan que envíe un email al soporte técnico? Es obvio que si es capaz de dominar los cuatro puntos anteriores, su imagen de marca será mucho más fuerte.

Por ello, toda empresa debería orientarse hacia los cuatro puntos como objetivo final. Sin embargo, puesto que para ello se requiere cierta inversión y tiempo, es preferible empezar por uno o dos puntos, y después tratar de escalar.

Recuerda tu objetivo

Incluso en el momento en que sea capaz de dominar los cuatro puntos, tenga siempre uno de ellos como el primordial. Si en su cuenta no se distingue claramente uno de los puntos, los clientes no van a terminar de sentirse cómodos con su cuenta.

Por ejemplo, si domina los cuatro puntos, siga manteniendo una proporción donde el 60% de lo que realiza con su cuenta de Twitter sea promocionar contenidos. De esta forma, sus usuarios sabrán que su cuenta pública contenidos, y, adicionalmente, resuelve dudas o promueve ofertas.

De lo contrario, no le prestarán la misma atención, porque no tendrán claro si usted se dedica a resolver dudas de sus clientes, promocionar contenidos, hacer spam, etc. Debe tener siempre un objetivo primordial.

Como ve, hay varias formas de utilizar las redes sociales, y todas ellas son igualmente válidas (aunque algunas tienen más éxito que otras). Sin embargo, llegado el momento, el mejor resultado se obtiene teniendo una cuenta que responda a todas las necesidades e intereses de su audiencia.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.