Los ingresos no operacionales que incrementan el patrimonio y no se restan de la base gravable son objetos de autorretención del CREE

En estos días los contribuyentes autorretenedores del nuevo impuesto sobre la renta para la equidad – CREE obligados a declarar y pagar mensualmente las autorretenciones, están elaborando, revisando y aprobando la presentación de la respectiva declaración.

Algunos están utilizando los aplicativos contables para causar (contabilizar) las autorretenciones por cada operación económica, mientras que otros autorretenedores de manera manual causan (contabilizan) en forma diaria o después de finalizado el mes, en cualquiera de los tres casos el valor a retenerse se calcula multiplicando la tarifa de autorretención del CREE por el monto de cada operación económica o la sumatoria diaria u mensual de los ingresos operacionales netos, desconociendo que algunos ingresos no operacionales también son objeto de la autorretención porque incrementan el patrimonio y no están excluidos de la base gravable.

En el artículo 2 del Decreto 1828 de 2013 señala que “...la autorretención de este impuesto se liquidará sobre cada pago o abono en cuenta realizado al contribuyente sujeto pasivo de este tributo,...”, seguidamente su inciso 4 establece:

“(...)

No procederá la autorretención aquí prevista, sobre los pagos o abonos en cuenta que no se encuentran gravados con el impuesto sobre la renta para la equidad-CREE y que se restan de la base gravable de conformidad con el artículo 22 de la Ley 1607 de 2012. (Subrayado y negrita fuera de texto)

Al revisar el artículo 21 de la Ley 1607 de 2012 se puede observar que en forma general el hecho generador del impuesto CREE es la obtención de ingresos que sean susceptibles de incrementar el patrimonio, luego el artículo 22 de la misma ley reformadora del ordenamiento tributario al determinar la base gravable permite restar algunos ingresos no constitutivos de renta y rentas exentas expresamente señaladas.

Conforme a las anteriores normas se puede advertir que la única condición para efectuarse la autorretención del CREE es la obtención de ingresos susceptible de aumentar el patrimonio, sin distinguir entre los ingresos operacionales y no operacionales u ordinarios o extraordinarios; es decir toda clase de ingreso desde que incremente el patrimonio estará gravado con éste nuevo impuesto y sujeto a la autorretención.

Igualmente se observa que la autorretención no es procedente cuando se cumplen dos condiciones: 1. La operación no constituya un ingreso susceptible de incrementar el patrimonio y 2. Corresponda a cualquiera de los conceptos que se pueden restar de la base gravable como son los ingresos no constitutivos de renta y las rentas exentas que expresamente señala el artículo 22 de la Ley 1607 de 2012.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.