Los ingresos para no estar obligado a declarar renta son diferentes a los que se consideran para la clasificación

La proporcionalidad igual o superior al 80% de los ingresos es determinante para clasificar a las personas naturales residentes en el país en la categoría tributaria de empleado o trabajador por cuenta propia, cuando no se cumple el límite porcentual pertenecerán a la tercera categoría denominada demás.

La reciente reglamentación expedida por el Gobierno Nacional señala la naturaleza de los ingresos que deberán enmarcarse dentro del 80% o más y representan el numerador de la proporción:

Categoría Tributaria

Naturaleza de los ingresos

Empleado

Prestación de servicios de manera personal o de la realización de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, mediante una vinculación laboral o legal y reglamentaria o de cualquier otra naturaleza, independientemente de su denominación.

Prestación de servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales.

Prestación de servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado.

Trabajador por cuenta propia

Realización de una de las actividades económicas señaladas en el artículo 340 del Estatuto Tributario

Hasta aquí tendríamos los conceptos de ingresos que sumarian para la determinación del numerador, quedando pendiente el denominador para así poder calcular la proporción (numerador / denominador), en el caso de éste último el artículo 4 del Decreto 3032 del 27 de diciembre de 2013 establece los ingresos a considerar para efectos de la clasificación, excluyendo los correspondientes al impuesto complementario de ganancias ocasionales y los provenientes de la enajenación de activos fijos poseídos por menos de dos (2) años:

Proporción

Igual o superior al 80%

Numerador: Ingresos cuya naturaleza corresponden al cuadro anterior, según cada categoría.

Denominador: Ingresos menos ingresos por ganancias ocasionales y venta de activos fijos.

A diferente de los ingresos procedentes en el cálculo de la proporción, los ingresos brutos[1] que se tienen en cuenta como uno de los requisitos para no estar obligado a presentar la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios, incluye todo:

“(...)

Para efectos de establecer la cuantía de los ingresos brutos a que hacen referencia los numerales 2 de los literales a), b) y c) del presente artículo, deberán sumarse todos los ingresos provenientes de cualquier actividad económica, con independencia de la categoría de persona natural a la que se pertenezca[2]. "(Negrita y subrayado fuera de texto):

Ingresos brutos inferiores a $37.577.000

Sumatoria de todos los ingresos provenientes de cualquier actividad económica, sin excluir ningún concepto


[1] Numeral 2 de los literales a), b) y c) del artículo 7 del Decreto 2972 del 20 de diciembre de 2013: “Que los ingresos brutos sean inferiores a mil cuatrocientas (1.400) UVT ($37.577:000).”

[2] Parágrafo 1 del artículo 7 ibídem

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.