Los peores errores que puedes cometer al crear tu marca personal

Tan solo hay una cosa peor que no trabajar nuestra marca personal: trabajarla de una manera que nos perjudique más que beneficie.

Una vez leemos todos los beneficios de la marca personal, descubrimos lo importante que puede llegar a ser y decidimos que queremos trabajarla solemos cometer muchos errores. Esos errores, que en un principio pueden tener efectos mínimos, podrían acabar siendo problemas mucho mayores si no se controlan.

Hoy vamos a ver cuáles son los peores errores que debes evitar y que les ahorrarán más de un disgusto en un futuro, ya que si vamos siguiendo el camino correcto y hemos definido bien nuestros objetivos los resultados llegarán tarde o temprano.

Empezar a correr antes de andar

No hay nada peor que querer llegar de A a C sin pasar por B, es decir, intentar saltarnos los pasos de creación de marca personal para llegar antes a nuestros objetivos.

Es el error más común, ya que todos nos lanzamos a crear un blog, Linkedin y Twitter para empezar a darnos a conocer sin realmente saber ni qué queremos hacer. La marca personal no es solo crear visibilidad, ya que si lo que ofreces es una imagen falsa al final acabarán por descubrirte.

Piensa estratégicamente antes de lanzarte a registrarte en todas partes y comenzar a hablar de todos los temas que se te ocurran. Recuerda que el primer paso de la marca personal es conocerte a ti mismo, ya que si no pasamos por este paso lo que vamos a transmitir será algo vacío y sin atractivo para nadie.

Además, al registrarnos en demasiados sitios tendemos a dejar nuestros perfiles incompletos, desactualizados e incluso vacíos. Evita hacer esto y piensa realmente donde quieres estar para poder trabajar posteriormente con fuerza tu presencia en cada uno de esos lugares.

Copiar la marca personal de otra persona

Uno de los propósitos principales del proceso del personal branding es diferenciarnos del resto de personas. Cuando te ofreces a un puesto de trabajo, el contratante está buscando alguien distinto, alguien original que además de tener los conocimientos que piden aporte sus propios valores.

No caigas en la trampa de copiar el modelo de éxito de otro. A pesar de que sea importante para encontrar la inspiración para tu marca personal revisar la de otros y ver cómo consiguieron el éxito, seguir el mismo camino no nos va a  llevar a ningún sitio.

Recuerda, quieres ser tú mismo, quieres que te conozcan por cómo eres y no porque eres “la copia de esta otra persona”.

No realizar networking

Sabiendo el poder que tiene el networking, no trabajarlo y establecer contactos en nuestro sector puede acabar por dejarnos “aislados” del resto. Puedes ofrecer mucho, ser muy diferente al resto y además tener unas cualidades excepcionales, pero si nadie las conoce no servirá de nada.

Haz contactos cada día, intenta hablar con personas nuevas, ofrécete para colaborar y genera todo el valor que puedas en tus contactos. Un buen contacto puede ser la puerta que te abra la llave hacia un empleo, una colaboración de un gran valor o un cliente.

Si no tienes contactos, no te va a pasar nada, pero si tienes muchos contactos, las cosas ocurren debido a que tu nombre va a estar en boca de muchas personas.

Abusar de la autopromoción

Hoy en día la autopromoción es una de las cosas más odiadas tanto en el mundo 2.0 como en casi todos los ámbitos, pues hasta en la publicidad se las están teniendo que ingeniar para realizar publicidad inteligente que no parezca autopromoción.

Si tu marca personal es fuerte, no vas a necesitar realizar ningún tipo de autopromoción de ti mismo o de tu empresa, ya que el resto van a conocerte y van a venir a buscarte a ti. No intentes forzar la situación y conseguir que el resto hable de ti antes de habértelo ganado, pues lo que dirán sobre ti no será positivo.

Comparte el contenido de otras personas, alaba lo que han hecho, felicita a otros por su trabajo e intenta premiar a aquellos que admiras antes que promocionar todo lo tuyo constantemente.

Ser inconsistente

Si te has establecido, los profesionales comienzan a hablar sobre ti y tu marca personal se hace fuerte, pero dejas de trabajarla, acabarás por perder todo lo que has ganado.

Debes ser consistente y trabajar cada uno de los medios que hayas usado de manera regular, ya que si tienes desactualizado tu blog, tu perfil de Linkedin o simplemente dejas de asistir a eventos o contactar con otras personas con las que hablabas anteriormente, todos empezarán a “olvidarse” de ti.

Por eso siempre es mejor estar presente en pocos sitios, pero de manera regular y con una constancia profesional, que estar en todas partes sin control ni regularidad ninguna. Piensa, si tu marca personal se asienta en el mundo 2.0, es mejor tener una cuenta de Twitter muy seguida, trabajada y que se actualiza con regularidad a tener perfiles inconsistentes en Twitter, Facebook, Linkedin, Instagram y Pinterest.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.