“Manifestación expresa” en la categorización de las personas naturales, para efecto de la retención en la fuente

Bien se recordará, que conforme al artículo 1 del decreto 1070 de 2013 “las personas naturales residentes en el país deberán reportar anualmente a sus pagadores o agentes de retención la información necesaria para determinar la categoría tributaria a que pertenecen de acuerdo con lo previsto en el artículo 329 del Estatuto Tributario, a más tardar el treinta y uno (31) de marzo del respectivo período gravable. La persona deberá manifestar expresamente:

  1. Si sus ingresos en el año gravable inmediatamente anterior provienen o no de la prestación de servicios de manera personal o del desarrollo de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%) del total de los ingresos percibidos por el contribuyente en dicho período fiscal.
  2. Si sus ingresos en el año gravable inmediatamente anterior provienen o no de la prestación de servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o de la prestación de servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados, o de maquinaria o equipo especializado, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%) del total de los ingresos percibidos por el contribuyente en dicho período fiscal.
  3. Si está obligada a presentar declaración de renta por el año gravable inmediatamente anterior.
  4. <Ver Notas del Editor> Si sus ingresos totales en el año gravable inmediatamente anterior superaron cuatro mil setenta y tres (4.073) UVT.
  5. <Numeral adicionado por el artículo 6º del Decreto número 3032 de 2013. El nuevo texto es el siguiente:> Que en el año gravable inmediatamente anterior no desarrolló una de las actividades señaladas en el artículo 340 del Estatuto Tributario o que si la desarrolló no le generó más del veinte por ciento (20%) de sus ingresos brutos.
  6. <Numeral adicionado por el artículo 6º del Decreto número 3032 de 2013. El nuevo texto es el siguiente:> Que durante el año gravable inmediatamente anterior no prestó servicios técnicos que requirieran de materiales o insumos especializados, o maquinaria o equipo especializado, cuyo costo represente más del veinticinco por ciento (25%) del total de los ingresos percibidos por concepto de tales servicios técnicos.

La categoría tributaria determinada con base en la información entregada surtirá efecto a partir del primer pago o abono en cuenta posterior a la fecha de entrega. Cuando se dé inicio a una relación laboral, o legal y reglamentaria, y/o de prestación de servicios después del 31 de marzo, la información de que trata este artículo deberá ser suministrada antes de que se efectúe el primer pago o abono en cuenta.

(…)

Las personas naturales residentes cuyos ingresos no provengan de una vinculación laboral, o legal y reglamentaria estarán sujetas a la retención mayor que resulte de aplicar la tabla del artículo 383 y la tabla del artículo 384 del Estatuto Tributario, independientemente de si son declarantes o no, salvo que entreguen a su contratante la información a que se refiere este artículo y se determine la clasificación de acuerdo con dicha información”.  (Subrayados por fuera del texto)

Del aludido referente normativo, resultaría clara la importancia de la “manifestación expresa”, del beneficiario del pago, para determinar su categorización  y concluir – por tanto – la tarifa de retención aplicable; pero, también, es de inferir que en ausencia de tal documento, será obligación – del agente retenedor – proceder a efectuar la retención en la fuente con fundamento en los artículos 383 y 384 del E.T (la que sea mayor).

Acorde a lo anterior, podría colegirse que para efecto de la retención en la fuente – y no mediando la entrega de la referida “manifestación expresa” – el reglamento ordena la aplicación de las tarifas de los artículos 383 y 384 del E.T. (propias de los “empleados” obligados a declarar); pero, no sería dable concluir – en modo alguno – que la norma reglamentaria asume la clasificación de “empleados” para los sujetos pasivos que no hacen la entrega de la información requerida, y que en consecuencia ellos se harían acreedores a la depuración de la base de retención en la fuente consagra en el artículo 2 del precitado decreto 1070 de 2013.

A manera de ejemplo, no podría decirse que al pago de honorarios hecho a un ingeniero de sistemas, por valor de $4.500.000, le sería detraible el 25% de renta exenta; argumentando, que dada la no entrega de la “manifestación expresa” dicho profesional se encuentra en la categoría “empleados”.  Contrario a ello, lo que bien implicaría la ausencia de ese documento, de clasificación, es la retención mayor obtenida de aplicar las tarifas de los artículos 383 y 384 del E.T.;  y que a partir del no conocimiento de la categoría del beneficiario del pago no se podría detraer la mencionada renta exenta.

En tal sentido, y una vez revisados los artículos 1 y 2 del decreto 1070 de 2013, la Autoridad Tributaria  (en su oficio 008871 de marzo de 2015) manifiesta que “lo anterior, implica que el empleado debe reportar anualmente a sus pagadores o agentes de retención la información necesaria para determinar la categoría tributaria a que pertenecen de acuerdo con lo previsto en el artículo 329 del Estatuto Tributario, a más tardar el treinta y uno (31) de marzo del respectivo período gravable.

Este último argumento resulta relevante, dado que si no existe información no corresponde la clasificación en la categoría de empleado automáticamente, mucho menos la aplicación de detracciones que solamente corresponden a quienes se encuentren clasificados en dicha categoría”.  (Subrayado por fuera del texto)

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.