Más allá de la técnica contable

Hace unos días el programa de Contaduría Pública de la Universidad Nacional realizó la conferencia 'Reformas de la contabilidad pública y la construcción del sujeto neoliberal' Conferencista: Mauricio Gómez Villegas a la cual tuve el placer de asistir y que me dejo un pensamiento que no he podido sacar de mi cabeza ¿la contabilidad domina nuestras vida?

Más allá del interrogante, la conferencia buscaba que las personas que día a día nos desempeñamos en el mundo de la contabilidad hagamos esfuerzos por mirar la contabilidad desde otro punto de vista. En esta oportunidad del punto de partida propuesto por el profesor Villegas es desde la filosofía de Michel Foucault.

El objetivo es como la contabilidad tiene un trasfondo, cada vez que realizamos un registro contable no nos damos cuentas de toda una política que viene sobre ella, y al pretender desconocer estos acontecimientos como simplemente mercancía.

En la conferencia el ejemplo claro fue tomado del Informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR), abril de 2012 del fondo monetario internacional. El cual en el capítulo 4 hizo algunas consideraciones que vale la pena mencionar al menos tres: 

Observaciones fundamentales 

  • Vivir hoy más años es un hecho muy positivo que ha mejorado el bienestar individual. Pero la prolongación de la esperanza de vida acarrea costos financieros, para los gobiernos a través de los planes de jubilación del personal y los sistemas de seguridad social, para las empresas con planes de prestaciones jubilatorias definidas, para las compañías de seguros que venden rentas vitalicias y para los particulares que carecen de prestaciones jubilatorias garantizadas.
  • Las implicaciones financieras de que la gente viva más de lo esperado (el llamado riesgo de longevidad) son muy grandes. Si el promedio de vida aumentara para el año 2050 tres años más de lo previsto hoy, los costos del envejecimiento —que ya son enormes— aumentarían 50%.
  • El riesgo de longevidad es un tema que exige más atención ya, en vista de la magnitud de su impacto financiero y de que las medidas eficaces de mitigación tardan años en dar fruto.

Es decir, que vivir mas no es un indicador de bienestar y por ende se desecha todos los idearios personales, y pasa a ser un “riesgo” financiero para los estados y las empresas, entendemos como riesgo la probabilidad de que un hecho un hecho indeseado ocurra. Entonces, los contables debemos medir el hecho de que podamos vivir más como una amenaza a la estabilidad financiera.

Entonces  si nuestros pensamientos no permiten visualizar más allá de la técnica contable, desconoceremos como lo propuso Foucault, como se pretende legitimar a través de la práctica discursiva verdades que no son.

Tan es así, que el capítulo cuarto prosigue:

"Reconocer y mitigar mejor el riesgo de longevidad es un proceso que debe ponerse en marcha ahora. Las medidas tardarán años en dar fruto y será más difícil abordar debidamente esta cuestión si se posterga la acción correctiva. Prestar atención al envejecimiento de la población y al riesgo de longevidad adicional forma parte del conjunto de reformas necesarias para restaurar la confianza en la viabilidad de los balances del sector público y del sector privado."

Entonces, aunque suene un poco filosófico ¿estamos seguros de que somos contadores  públicos o simplemente técnicos contables?

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.