Medidas cautelares cuando se decreta el desistimiento tácito

Cuando el demandante tiene una carga que impide el avance del proceso y no cumple con esta, corre el riesgo de que se le decrete el desistimiento tácito, el cual le pone fin al proceso; el hecho de que termine el proceso es consecuencia de la negligencia del demandante en realizar el acto necesario para continuar con el trámite, aun requiriéndosele para esto.

Ahora bien, la terminación del proceso no es la única consecuencia que genera el decreto del desistimiento tácito, cuando se han practicado medidas cautelares la consecuencias del desistimiento tácito son más severas que la simple terminación del proceso.

El CPACA en su artículo 229 señala la procedencia de las medidas cautelares en los procesos que se adelantan ante la jurisdicción contenciosa administrativa de la siguiente manera:

“En todos los procesos declarativos que se adelanten ante esta jurisdicción, antes de ser notificado, el auto admisorio de la demanda o en cualquier estado del proceso, a petición de parte debidamente sustentada, podrá el Juez o Magistrado Ponente decretar, en providencia motivada, las medidas cautelares que considere necesarias para proteger y garantizar, provisionalmente, el objeto del proceso y la efectividad de la sentencia, de acuerdo con lo regulado en el presente capítulo.

La decisión sobre la medida cautelar no implica prejuzgamiento (…)”.

Hay que destacar que las medidas cautelares pueden ser decretadas  incluso antes de que se notifique el auto admisorio de la demanda, cuando estas son de urgencia, si estas se practican, pero se decreta el desistimiento tácito de la demanda, esto genera como consecuencia que se condene al demandante a pagar costas y perjuicios toda vez en este caso hay lugar a levantar las medidas practicadas.

Es apenas lógico que se condene en costas y por perjuicios siempre que haya lugar al levantamiento de medidas cautelares por desistimiento tácito, toda vez que si es el demandante el interesado en que el proceso se tramite y quien promovió el decreto y practica de las medidas, cuya finalidad es lograr la efectividad de la sentencia, sin embargo esto no significa que las medidas cautelares no causen un perjuicio al afectado, por ende el demandante debe responder por su negligencia.

Entonces la consecuencia cuando el demandante es quien promueve las medidas cautelares, pero por negligencia  le decretan la  terminación del proceso, es pagar costas por haber sometido al aparato judicial a un desgaste innecesario, toda vez que no  se continuo con el proceso y pagar por los  perjuicios que se hayan causado con las medidas cautelares.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.