Mejorar las ventas: Estrategias para emprendedores

El objetivo principal de un negocio es vender, y cuanto más, mejor. Para los emprendedores que acaban de empezar un negocio, esto es todavía más importante. Y es que, aunque esto parece una obviedad, a muchos emprendedores se les olvida la importancia que tiene este punto, ya que están muy preocupados por otros aspectos o caen en el error de creer que, como están empezando, es mejor bajar los precios para atraer más clientes, y que ya tendrán tiempo de cobrar lo que deben cobrar. Pero ese es el peor enfoque y el peor error que puede cometer un emprendedor.

Sin embargo, cuando se acaba de empezar, no siempre es fácil armar un enfoque de ventas efectivo. Lo cierto es que no existe una fórmula mágica. Sin embargo, sí que hay una serie de estrategia que pueden ayudarle a mejorar ese enfoque de ventas para vender más.

#1 - Entender cuándo un sí es realmente un no

En todo negocio, especialmente al principio, uno de los bienes más preciados es el tiempo. Muchos clientes consumen grandes cantidades de tiempo dando a entender que les interesa un producto o servicio, pero no siempre les interesa de verdad, o terminan eligiendo el más económico. Por eso es importante aprender a diferenciar a los clientes verdaderamente interesados y qué les interesa realmente y, de esta manera, aprovechar mejor el tiempo porque, además de tiempo, estos clientes consumen muchas energías y pueden afectar psicológicamente al vendedor.

La clave para determinar el tiempo que se le va a dedicar a un cliente potencial es descifrar si está verdaderamente interesado.

#2 - Hable sobre el problema que necesita resolver el cliente

Cuando un cliente solicita un producto o servicio normalmente es porque tiene un problema que solucionar. Usted conoce su producto o servicio, sabe lo fantástico que es y la cantidad de ventajas que tiene, e incluso la gran cantidad de problemas que puede solucionar. Pero al cliente solo le interesan sus problemas. Céntrese en ellos. Deje que el cliente confíe en usted su problema para que esté más abierto a adoptar la solución que usted le ofrece.

 #3 - Responder a su propio mensaje cuando un cliente no responda

En el caso de que usted se haya puesto en contacto con un cliente potencial respondiendo a una consulta que le haya realizado, o por cualquier otro motivo, en vez de escribirle una segunda vez, responda a su propio email (al primero que le envió). Por una parte, el cliente ve el contenido original y ve que le respondió a tiempo y no tiene que repetir el mensaje. Por otra, le permite preguntarle por la recepción de su correo inicial. Si el cliente le responde que no está interesado,  ya no es necesario que pierda más tiempo en ello.

Sin embargo, algunos de estos clientes sí que le responderán mostrando interés.

Si usted no recibe una respuesta en absoluto, dele unos días más y responda de nuevo a su correo electrónico, esta vez preguntando directamente si el destinatario que prefiere terminar el contacto. Este enfoque directo tiene una tasa de éxito muy positiva con los clientes que respondieron.

#4 - Personalice sus comunicaciones

Si usted se está tomando tiempo para escribir un mensaje personalizado a un cliente potencial, asegúrese de que él o ella lo sepan. Incluya anécdotas privadas, discuten cómo su producto o servicio beneficiarían a esta persona en concreto o tal vez entre en experiencias personales que se puedan aplicar a los negocios de esta persona. Nunca deje que un cliente asuma que un correo electrónico es sólo una extensión de marketing directo automatizado si no lo es.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.