Mentiritas Tributarias

El pasado 22 de agosto  el ministro de hacienda y crédito público Dr. Mauricio Cárdenas Santamaría,  salió en los medios de comunicación, a anunciar que la tarifa de retención en la fuente por el concepto de compras disminuiría del 3.5% al 2.5%.

Así mismo, el boletín número 138 del ministerio de hacienda reitera que a partir del 1 de septiembre se reducirá la tarifa de retención. Sin embargo, hoy 29 de septiembre siendo las 23:00 horas no existe un decreto publicado, ni en imprenta nacional, ni en la página de la presidencia de la república, ni en el portal web de la Dian.

Entonces ¿Por qué tanta demora en la expedición del tan afamado decreto? Entendemos los problemas técnicos que pueden surgir en el proceso de expedición, pero entonces ¿era necesario publicitarlos como el “ahorro” de los 800 mil millones?

Un punto final a modo de sugerencia, el concepto de COMPRAS como tal no existe en el ordenamiento jurídico, lo más correcto es expedir un decreto, donde se puntualice la tabla completa de retención den la fuente por los distintos conceptos y los distintos impuestos.

Ojala recordaran la historia del decreto 3541 de 1983, todo un ejemplo de adaptación de medidas tributarias, expedido el 29 de diciembre y con aplicación a partir del 1 de abril de 1984. En esos cuatro meses hubo un  proceso de asimilación que consistió hasta en la expedición de doctrina previa aplicación.

Si ya pasamos por experiencias favorables ¿Por qué se insiste en que esta reforma tributaria (ley 1607 de 2012) sirve como ejemplo a futuro?

Nota: Los asiáticos dicen: “siempre pensando primero” 

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.