Mentoring: Cómo potenciar el talento los más jóvenes

En el momento actual, con el gran avance tecnológico que estamos experimentando y la gran cantidad de disciplinas nuevas y especializadas que se ofrecen en los más prestigiosos centros de formación, es fácil olvidar que el conocimiento también llega con la experiencia, y que hay cosas que se aprenden a base de trabajar en escenarios reales. Una manera, tal vez la única, de acortar o acelerar el ciclo de aprendizaje, es contar con una persona con más experiencia. En un momento en el que lo joven suena a fresco e innovador, no se puede olvidar el valor que aportan las personas que llevan años en el sector, y que han vivido en primera línea la batalla.

Las empresas reclutan nuevos talentos creyendo de que esa es la manera van a lograr una mayor ventaja competitiva. Pero las empresas también deben contratar y retener empleados maduros y atender y respetar su conocimiento.  Tener una equipo con un gran abanico de edades y experiencias enriquecerán su organización, porque cada persona trae diferentes conocimientos, y cada generación aporta algo diferente y valioso.

Hemos trabajado con la gente de negocios a través de generaciones durante muchos años y si usted se refiere a su puesta en común de conocimientos e información como el amor, la pasión, o, más tradicionalmente, como la tutoría, hemos intentado varias veces para fomentar la poderosa liberación sinérgica de cruzada generacional intercambio, el aprendizaje y el rendimiento.

Mentoring: Ayuda a los más jóvenes desarrollar sus talentos

Los empleados más jóvenes suelen mostrar disgustados con las empresas, porque consideran que no les dejan tiempo para mostrar sus habilidades, y les exigen tareas que no concuerdan con su preparación, planteamientos o expectativas. Ante la frustración y el miedo de que van a fallar, muchos de estos empleados más jóvenes se plantean  buscar un ambiente  más favorable para ellos.

La mayoría de las empresas podrían utilizar a los trabajadores más experimentados, que tienen un profundo conocimiento del negocio, grandes redes de contactos y una amplia experiencia empresarial para trabajar junto a los más jóvenes y amortiguar sus frustración, centrarse en sus carreras profesionales, y encontrar lugares para adquirir las habilidades basadas en el conocimiento necesario para tener éxito.

Para ser eficaz, la tutoría o mentoring se debe hacer de manera estratégica y creativa.

Cómo hacer una buena labor de mentoring

Una buena labor de mentoring o tutorización debería adaptarse a las siguientes directrices:

1.-  Hacer del mentoring de un imperativo estratégico de negocios. Los estudios demuestran que existe una correlación positiva entre una experiencia positiva de mentoring y un aumento de la productividad, la retención de empleados y la satisfacción laboral.

2.- El mentoring no funcionará a menos que la empresa reconozca estratégicamente su valor  mediante el ajuste de otras responsabilidades empresariales del mentor.

3.- El mentoring debe proporcionar nuevas perspectivas a los trabajadores de más edad.

4.- El mentoring debe servir para compartir información, para que ambas partes se enriquezcan con la experiencia.

5.- El mentoring debe enfocarse a la construcción de habilidades, y ambas partes deben salir beneficiadas.

6.- El mentoring debería ayudar a reducir el conflicto generacional y fomentar el respeto y valoración mutuos.

7.- El mentoring debe ser presentado como un premio para los más experimentados, y no como algo negativo o un castigo.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.