Inicio » . » (03 / 06 / 2012 )

Mercado de valores primario y secundario

El mercado de valores puede definirse como el sistema de instituciones y agentes financieros cuya función fundamental es la gestión y negociación de los distintos tipos de activos financieros (pagarés, acciones, obligaciones, etc.). El principal objetivo de los mercados de valores es el de captar capitales provenientes del ahorro empresarial y, en menor medida, personal.

Los mercados de valores pueden proporcionar pingües beneficios a los grandes grupos de inversores, pero también posibilitan que las empresas puedan tener una fuente de financiación extraordinaria, lo cual se puede conseguir con la emisión de acciones u obligaciones, por ejemplo. Gracias al movimiento de capitales que propicia, un mercado de valores organizado de manera eficiente puede contribuir a la estabilidad monetaria y financiera. Igualmente, una característica fundamental de los mercados de valores es que la inversión en valores de este tipo proporciona una gran liquidez, ya que el inversor puede en cualquier momento vender sus acciones.

En cuanto a su tipología, los mercados de valores pueden ser primarios o secundarios:

Los mercados de valores primarios se caracterizan por la emisión o salida de nuevas acciones al mercado financiero. Son mercados primarios porque son aquellos en que los activos financieros son vendidos y colocados directamente por la empresa. La venta de estas acciones puede realizarse de manera directa (mediante subasta o negociación sin intermediarios) o de manera indirecta (es decir, con intervención de agentes financieros como intermediarios). Si el inversor opta por la venta de acciones de manera indirecta, estas pueden venderse mediante colocación privada, venta en firme (con trato prefijado), acuerdo "Stand-Bay" (mediante el cual el emisor de las acciones y el intermediario llegan a un preacuerdo, realizando el intermediario las ventas en varios paquetes de acciones), etc. En España son la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General del Tesoro y Política Financiera las autoridades encargadas de supervisar el funcionamiento correcto de los mercados de valores primarios.

Por su parte, los mercados de valores secundarios son aquellos en los que las acciones previamente emitidas y colocadas en el mercado son simultáneamente colocadas en tiempo real por vendedores y compradores. Gracias al mercado de valores secundario, los títulos de renta fija o variable (como obligaciones o acciones) son negociados nuevamente en los mercados financieros, proporcionando una liquidez muy alta al sistema económico. En este sentido, los mercados de valores secundarios son los encargados de incrementar la confianza financiera en el sistema productivo. En la actualidad, los mercados de valores secundarios mejor organizados son las bolsas de valores, en las cuales es posible ampliar capital y obtener liquidez mediante la compraventa de todo tipo de títulos financieros.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.