Monotributo según el proyecto de reforma tributaria

El monotributo ha sido uno de los temas más álgidos del proyecto de reforma tributaria. Fenalco ha encabezado la lista de ataques directos contra esta propuesta antes de que saliese el proyecto oficial, pues una vez conocido el texto se ha enfocado en el impuesto a las bebidas azucaradas. La razón es simple, el monotributo es OPCIONAL y VOLUNTARIO, no simplemente “alternativo” como lo fue el IMAN.

Para poder acceder al monotributo se deben cumplir cuatro condiciones:

  1. Ser persona natural con ingresos entre 1.400 y 3.500 UVT ($41.654.000 y  $104.136.000).
  2. Desarrollar la actividad en  un establecimiento de comercio  con un área inferior o igual a 50 m2.
  3. Ser elegibles para el plan BEPS.
  4. Tener actividad económica que inicia con el código 47 (comercio al por menor), o peluquería 9602 u otros tratamientos de belleza.

En principio dos aspectos presentarían discrecionalidad administrativa, la revisión  por parte de la DIAN del área en el cual se desarrolla la actividad, y la elegibilidad del  plan BEPS para acceder al monotributo.

Ahora bien, el proyecto de reforma deja claro que no pueden optar por el monotributo las personas jurídicas, las personas naturales que tengan rentas de trabajo (así sean de $1), las que a pesar de desarrollar actividades de comercio al por menor o de peluquería y belleza desarrollen otro tipo d actividad, y quienes tengan entre dividendos y rentas de capital más de un 5% de los ingresos totales.

La tarifa aplicable al monotributo sería la siguiente:

Al parecer cada año antes del 31 de marzo las personas deberán inscribirse o actualizar el RUT  para poder acceder al monotributo. Y su liquidación se hará en un formulario especifico diseñado por la DIAN que cumplirá las veces de declaración, será anual y debe presentarse con pago, sin que hace haya dicho nada para que se considere como no presentada o ineficaz.

El proyecto establece que serán sujetos de retención en la fuente excepto cuando los ingresos se realicen a través de sistemas de tarjetas de crédito y/o debito u otros mecanismos electrónicos.

Algunos han señalado que habría doble tributación por no considerar la retención como una aminoración del monotributo, no obstante consideramos que al ser considerada una declaración tributaria le aplicaría el artículo 373 del estatuto tributario y en esa medida no habría necesidad de un artículo específico que avale la imputación de la retención en la declaración del monotributo.

La DIAN podría excluir a la persona del monotributo mediante resolución independiente y una vez este en firme dicha resolución, y podría exigir el cumplimiento de las obligaciones de periodos donde se acogió al monotributo como si no perteneciese a este esquema. Situación que nos parece grave, por el principio de anualidad y no retroactividad, máxime cuando no establece un límite de tiempo para dicha exigencia.

Se puede excluir  la persona natural del monotributo  por incumplimiento de requisitos y no podrá optar al dicho régimen sino hasta 3 años después. Igual tiempo deberán cumplir quienes del régimen común deseen pasarse al monotributo, demostrando el cumplimiento de dichas condiciones.

Algo contraproducente parece se incluir la declaración anual de monotributo como una declaración propiamente dicha y excluirlos como si no estuviesen obligados a declarar.  Y no tendría sentido incluir el artículo 167 del proyecto cuando ya el artículo 18 del mismo contempla quienes no están obligados a declarar.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.