Nadie se muere de chikungunya y por eso no hago nada: santos

Ante las duras críticas que el gobierno ha recibido por no hacer lo necesario para abordar debidamente el problema de salud causado por el virus del chikungunya, la respuesta que hoy ha dado el presidente es que de chikungunya nadie se muere, frase con la que al parecer pretende justificar la inacción de su gobierno frente a un problema de salud pública que se ha desbordado en casi todo el país.

Probablemente nadie se muera chikungunya  señor presidente, pero es una enfermedad que causa dolores horribles, insoportables. Dan ganas de llorar y maldecir cuando se observa que en los saturados pasillos de urgencias de nuestros pésimos hospitales niños y ancianos afectados por este mal se retuercen y gritan de dolor tirados en el piso. Ignorar esta realidad es hacer alarde de una aterradora insensibilidad humana, es una muestra cínica y arrogante de que las personas no son importantes para su gobierno, que ellas no cuentan, que su salud y bienestar no importa.

Hace meses que el virus llegó al país y el gobierno no hizo nada para enfrentar este virus. No realizó campañas de educación para prevenir la propagación de los insectos vectores o transmisores del virus. No hizo nada por realizar fumigaciones con el fin  eliminar esos mosquitos. No hizo nada para acabar con basureros en plena calle donde se reproducen estos bichos. No hizo nada para mejorar los sistemas de alcantarillado que por sus pésimas condiciones o porque simplemente no existen, se han convertido en criaderos de estos zancudos. Nada, nada se hizo, y lo pero, nada se está haciendo ni se pretende hacer.

Y para colmo de males, ni siquiera fueron capaces de prever que ante la epidemia la gente intentaría protegerse con una última barrera: usar sobre su piel repelentes anti mosquitos, y resulta que en ninguna parte del país se consigue un triste repelente de estos. Inaceptable el desdén con que el gobierno atiende las necesidades de su gente. No les importa en absoluto, no son su gente, al parecer.

Ahora mismo en muchas partes del país ni siquiera se consiguen los medicamentos paliativos para esta enfermedad, como es el popular acetaminofén, lo único que gustosamente formulan las EPS para casi toda enfermedad, como si de buenos culebreros se trataran, y la respuesta que  da el presidente a los paralizados  por el dolor causado por el chikungunya, es que no jodan, que de eso no se van a morir. Qué bellaquería.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.