Naturaleza jurídica de la compensación de las vacaciones. ¿Salario, prestación social o indemnización?

Cuando termina el contrato de trabajo y el trabajador tiene vacaciones pendientes de disfrutar,  en la liquidación final del contrato de trabajo normalmente se incluye la compensación de las vacaciones. Y es natural que así sea, pues como el contrato no va más no existe la posibilidad de que el trabajador pueda disfrutar de dicho descanso remunerado, y por tanto lo procedente es que el empleador se las reemplace por dinero.

Pero si no es así, es decir si el empleador no se las compensa, puede ocurrir que el trabajador acuda al juez laboral para que ordene dicho pago y condene a la vez al empleador a pagar la indemnización moratoria.

Ahora bien, para resolver sobre la solicitud de condena por  indemnización moratoria el juez deberá dilucidar previamente dos puntos: uno, si el empleador obró asistido de buena fe al omitir el pago de la compensación de las vacaciones, y dos, si procede la indemnización moratoria por falta de pago de la compensación.

Como se sabe, la  indemnización moratoria procede en los casos en que el contrato de trabajo termina y el empleador no le paga al trabajador  las prestaciones sociales y/o los salarios que le adeuda, o se los paga pero de manera incompleta, sin que medie motivo suficiente que justifique dicho incumplimiento.

Lo anterior llevaría necesariamente al juez a precisar si la compensación de las vacaciones es de carácter salarial o prestacional, pues de no ser ni lo uno ni lo otro, es claro que no podría  impartir condena por salarios caídos.

Pues bien, de entrada se advierte que no es salario, porque no se trataría de remunerar un servicio, habida cuenta de que en tal caso simplemente se estaría cambiando descanso por dinero, y ya sabemos que se habla de salario cuando se cambia trabajo por dinero.

Tampoco es prestación social, dado que la compensación de las vacaciones no es un auxilio,  y  es de la naturaleza de las prestaciones sociales ser auxilios. (De ahí que se diga auxilio de cesantía)

Habiéndose definido ya que la compensación de las vacaciones no es salario ni prestación social, queda por establecer cuál es entonces su naturaleza jurídica.

La jurisprudencia laboral ya hizo ese ejercicio, y concluyó que era una indemnización. En efecto, la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia en sentencia del 27 de febrero de 2002, radicación No. 33.082,  dijo:

…también es verdad que tratándose de la compensación de las vacaciones, tal rubro no puede tenerse como factor de salario […] pues es indiscutible que la misma, tal y como lo ha precisado la Corte, es una especie de indemnización que el empleador paga al trabajador cuando por las circunstancias excepcionales, que la propia ley consagra, no puede disfrutar del descanso remunerado y reparador, que las vacaciones implican. "

Tener claro que la naturaleza jurídica de la compensación de las vacaciones no es salarial ni prestacional sino indemnizatoria,  es  importante a la hora de incluir en la demanda la petición de pago de dicho concepto, pues lo pertinente será acompañar tal petición de la solicitud de pago de la indexación, aunque se esté solicitando también condena por indemnización moratoria por el no pago de los salarios y prestaciones sociales. O sea, que pueden concurrir ambas pretensiones: la de salarios caídos por el no pago de salarios y/o prestaciones sociales, y la de la indexación de la compensación de las vacaciones.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.