Necesariedad, amago normativo y definición doctrinal del acta de vecindad

Nada más impactante para la tranquilidad, que los vecinos de al lado de toda la vida, o los del fondo vendan sus casas, para que  se dé inicio al desarrollo de construcciones elevadas o no,  destinadas a propiedad horizontal; naciente molesto vecino con el que, muy a nuestro pesar tendremos que convivir extensamente, razón suficiente que una sana lógica dentro de una concepción eminentemente PATRIMONIAL, nos oriente a prevenir frente al constructor, ahora vecino, eventuales afectaciones que nuestra vivienda pudiera sufrir, haciéndose necesario adoptar las medidas que garanticen su integridad, indemnidad o readecuación en caso de materializarse.

Curiosamente en este país de leyes, no hemos encontrado soporte legal alguno más allá de las fuentes de responsabilidad del Código Civil del Siglo XIX, y quizá un pobre amago de regulación cabildera Santafereña determinada como Artículo 4º del Proyecto de Acuerdo del Concejo Distrital No. 158 de 2009, que se quedó en proyecto pero indicante que

“… Actas de vecindad. Es el documento privado, libre de formalidades, suscrito entre el titular de la licencia o el constructor y los propietarios o poseedores de los inmuebles colindantes al predio en que se desarrollará la obra, en el que se consignarán con máximo grado de detalle el estado en que se encuentran los inmuebles vecinos antes de comenzar la obra, con el fin de que de presentarse daños propios de la intervención, se harán las reparaciones o se tomarán las medidas que garanticen el estado normal y anterior de los bienes de terceros que podrían verse afectados por su el desarrollo constructivo…”

Obviamente estaba condenado al archivo, cuando se pretendió desformalizar un documento que de por sí, para poder “consignar con máximo grado de detalle” el estado en que se encuentra un inmueble, requiere el auxilio de parámetros altamente técnicos, siendo asi como desde la Doctrina Contractual Estatal hasta la practica civil de obra, han concordado en precisar que un Acta de Vecindad :

“… es un documento privado voluntario contentivo de un concepto profesional técnico acerca del estado actual de cada una de  las edificaciones que colindan o están ubicadas en el área de influencia directa con una construcción a desarrollar, con el fin de establecer las condiciones físicas originales de cada una de ellas, como base para determinar las variaciones estructurales en el caso que se den en el tiempo por efectos de la construcción, determinándose de contera, los mecanismos y medios para reclamar y acordar la solución a las afectaciones producidas …”

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

2 Opiniones
  1. Rubén Darío GAONA GAMBOA dice:

    Señores
    Gerencie.com

    Cordial saludo...

    Felicitarlos por tan interesante pagina de consulta, hasta ahora tengo la ocasión de auscultar sus artículos, que bien enriquecen el conocimiento del mundo jurídico y demas asuntos de la vida cotidiana en el contexto normativo...

    • Fernando Calderón Olaya dice:

      Dr
      Gaona
      Buenas Noches

      Altamente reconocidos por su visita y amables apreciaciones ante este esfuerzo de traer el mundo juridico dentro del contexto ciudadano del comun emulando aquel antiguo libro "El Abogado para todos" cuyo autor ya lamentablemente hemos olvidado.-

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.