NIC 12. Impuesto sobre las Ganancias. Valoración de pasivos y activos por impuesto diferido

Los activos y pasivos por impuesto diferido deben valorarse a los tipos de gravamen que se espere que sean de aplicación para el período en el que el activo se recupere o el pasivo se cancele, sobre la base de los tipos de gravamen (y leyes fiscales) que hayan sido aprobados, o estén sustancialmente aprobados, en la fecha del balance.

Normalmente los activos y pasivos por impuestos diferido (y por impuesto corriente) se valoran a los tipos aprobados. No obstante, en algunos países los anuncios de tipos de gravamen por el gobierno tienen un efecto similar a las reglas en vigor. En estas circunstancias, los activos y pasivos por impuestos se valoran a los tipos (y leyes) anunciados de antemano. Entendemos que, de acuerdo con el párrafo anterior, estos anuncios deben ser ya conocidos a la fecha del balance.

En los casos en que exista una tarifa con diferentes tipos de gravamen (por ejemplo una tarifa progresiva), los activos y pasivos por impuesto diferido se valorarán utilizando el tipo medio que se espere aplicar en los períodos en que se produzca la reversión de la diferencia temporaria.

Cuando existen varios tipos de gravamen y, sobre todo, si hay una tarifa progresiva, la contabilidad del efecto impositivo se complica hasta extremos insospechados.

La valoración de los pasivos y activos por impuesto diferido debe reflejar las consecuencias fiscales que se derivarían según la forma en que la empresa espera, a la fecha de balance, recuperar o cancelar el valor contable de los activos o pasivos.

Es frecuente que, desde el punto de vista fiscal, se distinga entre rendimientos y ganancias de capital. En la tributación de las ganancias de capital suelen aplicarse tipos impositivos diferenciados o bien se permiten actualizaciones monetarias del costo de adquisición fiscal o determinadas deducciones de la cuota del impuesto. Esto hace que la tributación de un elemento dependa de la forma en que sea recuperado que, en el caso por ejemplo de un activo económico, podría ser mediante su venta o mediante su utilización y amortización.

Estas circunstancias hay que tenerlas en cuenta a la hora de valorar los posibles activos o pasivos por impuesto diferido que se deriven de cada elemento patrimonial.

Ejemplo: Una elemento de activo tiene un valor contable de 100 y una base fiscal de 60. (Hay pues, una diferencia temporaria imponible de 40, que provoca un pasivo poir impuesto diferido que hay que valorar).

Si el activo se vendiese se aplicaría un tipo impositivo del 20% a la ganancia fiscal obtenida, sin que se permita ninguna actualización monetaria. A todos los demás rendimientos se les aplica un tipo impositivo del 30%.

La tributación de este elemento depende si la empresa lo recupera mediante su venta o mediante su uso (depreciación).

Por tanto, la empresa reconocerá un pasivo por impuesto diferido de 8 (40 al 20%) si prevé vender el activo sin usarlo, y un pasivo por impuesto diferido de 12 (40 al 30%) si espera mantener el activo y recuperar el valor mediante su uso, vía depreciación.

Los activos y pasivos por impuesto diferido no deben ser descontados financieramente.

El importe en libros de ciertas partidas puede ser un valor ya descontado, lo que no impide que sobre este importe descontado se calcule, en su caso, una diferencia temporaria.

El descuento financiero es relevante en partidas a muy6 largo plazo, incluso con tipos de interés reducidos. En el caso del impuesto diferido, el descuento sería muy coherente con la utilización del modelo de la deuda. No obstante, el problema de la actualización financiera no se puede circunscribir a unas determinadas partidas del balance e ignorarlo en otras.

El valor contable de los activos por impuesto diferido debe revisarse a la fecha de cada balance y se reducirá en el caso en que se estime que no sea probable que se disponga de suficientes ganancias fiscales en el futuro.

La NIC 12 no admite rebajar el valor de los activos por impuesto diferido mediante una cuenta compensatoria, del estilo de las antiguas provisiones por depreciación de los elementos de activo.

Esta reducción de valor deberá ser objeto de reversión si se recuperan de nuevo las expectativas de obtener suficientes ganancias fiscales.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.