NIC 18 Ingresos ordinarios. Definición y delimitación

La definición de ingreso que contempla la norma 18 se deriva de la propia definición de ingreso dada en el Marco Conceptual del IASB, aunque requiere algunas matizaciones adicionales que resultan de suma importancia para delimitar y refinar este concepto.

La NIC 18 contempla únicamente los ingresos recurrentes (revenues), definidos como entradas brutas de beneficios económicos, durante el ejercicio, que surgen en el curso de las actividades ordinarias de una empresa, siempre que den lugar a incrementos del patrimonio neto distintos a aquellos que están relacionados con aportaciones de los accionistas. Ahora bien, hemos de tener presente que aunque el término que utilizamos es el de “ordinarios” (entendido como derivado de actividades recurrentes) se excluyen del ámbito de la norma aquellos ingresos ordinarios englobados por el término “ganancia” (gains) que son tratados en la NIC correspondiente.

Características de los conceptos de ingresos en el Marco Conceptual y la NIC18

Una de las cuestiones más interesantes que se deducen es que todos los ingresos ordinarios (revenue) contemplados en la NIC 18 son considerados como ingresos (income) en el Marco Conceptual, aunque no todos los ingresos del Marco Conceptual deben tratarse contablemente según lo establecido en la primera. Por otra parte, es interesante resaltar que la definición de ingresos de la norma 18, aunque derivada de la dada en Marco Conceptual, hace referencia exclusivamente a las actividades ordinarias, es decir, a las que realice la empresa como parte de su negocio o bien derivadas de él.

Algunos ejemplos de ingresos y su tratamiento Contable en las NIC

En cuanto a la delimitación de los conceptos de ingreso contemplados en la NIC 18, se contemplan tres tipos diferentes: a) venta de productos, b) prestación de servicios y c) intereses, regalías y dividendos. Con relación al primero de ellos, el término producto se refiere tanto a los bienes producidos por la empresa para ser vendidos, como a los adquiridos por la empresa para su posterior reventa. En la prestación de servicios se entiende que se producirán ingresos cuando se produzcan una serie de tareas acordadas en un contrato y delimitadas en el tiempo, pudiendo abarcar uno o varios ejercicios. En la ejecución de contratos de construcción, los ingresos generados deberán tratarse de acuerdo con la NIC 11, dedicada específicamente a este tipo de operaciones. Por último, la NIC 18 también aborda los ingresos que se obtienen por el uso, por parte de terceros, de activos propiedad de la empresa en forma de:

  1. Intereses, es decir, los cargos efectuados por el uso de efectivo o de otros medios equivalentes, o por el mantenimiento de deudas con la empresa.
  2. Regalías, que comprenden los cargos por el uso de activos fijos de la empresa (patentes, marcas, derechos de autor, etc.).
  3. Dividendos, considerados como reparto de beneficios a las acciones en función del porcentaje que posean del capital o de una clase concreta del mismo.

La NIC 18 ofrece un  conjunto de criterios contables generales para el reconocimiento de estos ingresos, así como las particularidades específicas que presentan cada uno de los tipos de ingresos detallados.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.